Uso de cookies

Las cookies son ficheros que se instalan en el dispositivo desde el que navegas (ordenador, móvil, etc) para registrar tu actividad cuando visitas esta página web. En esta página usamos diferentes tipos de cookies:

- "cookies propias", de personalización, publicitarias y comportamentales que no reconocen quién eres ni dañan tu dispositivo, sólo identifican y reconocen tu dispositivo, te permiten acceder más rápido, mantienen la seguridad de tu áreas personal, recuerdan tus preferencias y personalizan el contenido y la publicidad del sitio web de forma que sea más adecuada para ti y tus preferencias.

- "cookies de terceros", que nos permiten contabilizar el número de visitas que recibimos en cada página y hacer análisis estadísticos anónimos para mejorar nuestro servicio.

Para saber más, consulta nuestra Política de Cookies donde encontrarás también información para ayudarte desactivar/activar las cookies de tu navegador. En el caso de que tu navegador no acepte las cookies por defecto, tu experiencia de navegación y uso de esta página puede ser limitada y que no funcione correctamente, por ejemplo: podría no funcionar bien el registro y el login y otros servicios y funciones como vídeos, fotos, compartir, participar en promociones, etc.

Entendemos que si marcas ACEPTO o continúas navegando por nuestro sitio web, aceptas que podamos alojar y utilizar estos tipos de cookies en el dispositivo desde el que navegas.

Los avances de Coca-Cola para que sus envases sean sostenibles

En Medio Ambiente | DEJA UN COMENTARIO

Visto: 4482 veces

Tags: Compromiso

Los envases son fundamentales en la industria alimentaria, ya que ayudan a que los alimentos se conserven frescos más tiempo y se puedan transportar a cualquier parte del mundo. Sin los envases habría una gran cantidad de alimentos desperdiciados en el mundo cada día. Por supuesto, para Coca-Cola los envases son muy importantes, ya que son nuestros aliados para transportar de forma segura y proteger las bebidas, y llegar con la misma calidad a todos los consumidores. Para la elección y diseño de envases tenemos en cuenta desde el origen sostenible de los materiales hasta el ciclo completo del envase.

Por un lado, Coca-Cola investiga junto a sus proveedores para lograr envases más ligeros. En la mano, que una botella pese algún gramo menos nos puede parecer insignificante, pero cuando miles de botellas son más ligeras, su transporte es más eficiente al transportar más envases y los recursos empleados en fabricarlas son menores. A lo largo de los últimos años hemos conseguido reducir el peso en prácticamente todos los productos.

Cada pequeña innovación cuenta: por ejemplo, cuando redujimos 4 mm el tamaño del tapón y la boca de las botellas PET logramos ahorrar 2.000 toneladas de plástico. Cada gramo cuenta, y Coca-Cola continúa investigando para desarrollar nuevos sistemas que nos permitan utilizar menos materias primas obteniendo envases más ligeros pero con la misma calidad. Además, un envase más ligero también supone menos peso al transportarlo y todo ello contribuye a una menor huella de carbono.

Envases más ligeros: menos materia prima, menos huella de carbono

Cada uso necesita un envase distinto. De esta manera, los productos de Coca-Cola se pueden transportar de forma más fácil y adaptarse a las diferentes necesidades de los consumidores. Sin embargo, en todos los casos nuestra prioridad ha sido la de reducir el peso de los envases y mantener un diseño con la máxima eficiencia y el menor impacto ambiental. Repasemos los envases de Coca-Cola en España:

Botella de vidrio rellenable: Las puedes encontrar en bares, cafeterías, restaurantes y hoteles. El vidrio es completamente reciclable sin límite de veces y muy resistente. La principal particularidad de estas botellas es que, una vez utilizadas, se las recogemos al establecimiento y vuelven a las plantas de envasado. Allí es lavada con detergentes y agua a altas temperaturas, y pasa una inspección electrónica antes de volverse a rellenar.

De esta manera, un mismo envase puede ser utilizado hasta 35 veces, tras las cuales se lleva a una planta de reciclado de vidrio donde se recicla para que vuelva a formar parte de otro objeto de vidrio. Hemos conseguido ir reduciendo el peso de este envase tan polivalente: de 372 gramos pasó a 330 gramos, y actualmente ha bajado un 6% más: hoy solo pesa 309 gramos.

Botella de vidrio no rellenable: En los supermercados también puedes encontrar otras botellas de vidrio, pero a diferencia de las de los bares, son de un solo uso. Por eso podemos hacerlas más ligeras: solo pesan 170 gramos. Una vez consumidas, se depositan en el contenedor de vidrio, el verde, para que puedan ser recicladas en forma de nuevos envases o materiales de vidrio, ya que se trata de un material reciclable infinitas veces.

Latas de acero: Las latas de Coca-Cola han logrado convertirse en un clásico, pero eso no significa que no hayan cambiado. Se han ido aligerando, lo que supone que se emplea menos materia prima para producir cada una de ellas y resultan más ligeras. Hace unos años su peso era de 35,3 gramos, y hemos trabajado en reducirlo un 31%: actualmente cada lata pesa solo 24 gramos, y su espesor es de 0,210 milímetros.

Botellas de plástico PET: Este es el tipo de envase que permite una mejor proporción entre la cantidad de bebida y el peso del material. El plástico con el que están fabricadas las botellas es PET (polietileno de tereftalato), que resulta un material ideal para la industria alimentaria por su transparencia y alta resistencia. Además es completamente reciclable.

A ello además Coca-Cola aporta su compromiso medioambiental. Cada botella de refresco carbonatado  que producimos contiene un 15% de PET reciclado, y las de AquaBona un 10%. Además, Coca-Cola no utiliza mezclas de diferentes plásticos ni multicapas, ni tampoco emplea colores oscuros ni botellas opacas. Estas medidas contribuyen a facilitar el reciclaje, de modo que cualquier botella puede ser procesada fácilmente en una planta de tratamiento de PET en España.

Su peso también ha sido mejorado, aligerándose las botellas pequeñas entre un 8% y un 12% en los últimos años. La botella PET de 2 litros ha pasado de sus anteriores 72 gramos a los actuales 46,7 gramos: una reducción del 35%.

¿Cómo se reciclan los envases en España?

Si te has fijado, cada envase de Coca-Cola lleva un distintivo circular verde. Este icono significa que cumplimos con nuestro deber de asegurar el reciclado del envase. Y es que Coca-Cola forma parte de Ecoembes, la asociación sin ánimo de lucro que gestiona el reciclado de envases en nuestro país.

Ellos gestionan los acuerdos con los ayuntamientos y las plantas de reciclaje para garantizar que los envases usados que se depositan en el contenedor amarillo reciban el tratamiento adecuado. Gracias a tu colaboración, en 2013 se pudieron reciclar el 71,9% de los envases, una cifra que no para de crecer y que está 17 puntos por encima de los objetivos de la UE.

Y es que el reciclaje de los envases es una parte fundamental para garantizar su sostenibilidad y volver a comenzar el ciclo. Fabricar un nuevo envase a partir de otros no solo evita que muchos residuos acaben en el vertedero, sino que también permite reducir drásticamente la energía consumida, y por lo tanto, la huella de carbono generada.

Cuando depositas un envase en el contenedor amarillo, se transporta hasta las plantas de selección. Allí es separado según su material: los envases de acero se apartan con imanes, los de aluminio con corrientes de Foucault y los de plástico se organizan mediante separadores ópticos en diferentes grupos: PET, polietileno, plástico mezcla y film. Estos materiales ya separados se agrupan en balas que se envían a la planta de reciclaje correspondiente.

Pero por supuesto, ésto es solo el principio. Sigamos la pista al plástico PET para descubrir cómo se crea una nueva botella. Nos trasladamos a Bergondo, en A Coruña, donde se encuentra la planta Nosoplas que produce el PET reciclado para Coca-Cola. Es una moderna planta que cuenta con certificaciones ISO 9001, ISO14001 y OHSAS 18001 en cuanto a calidad, seguridad alimentaria, medio ambiente y seguridad laboral.

Lo primero que veremos es cómo llegan las balas de PET que se clasificaron en la planta de selección. Este material se selecciona, se limpia y se clasifica. Después se tritura, se lava a altas temperaturas y se seca, con lo que obtenemos pequeñas escamas de PET. Después se somete a un proceso de descontaminación con tecnología avanzada, obteniendo granitos de PET que denominamos granza.

Esta granza de PET reciclado se mezcla con granza virgen (PET nuevo), y se convierte primero en una preforma y después en la propia botella en sí, por medio de un proceso de soplado en moldes.

Un paso más allá: PlantBottle

Como muestra de su apuesta por la sostenibilidad, Coca-Cola ha creado PlantBottle, un paso más en este sentido al tratarse de una botella de plástico, comercializada ya en España en el formato de 500 ml. Esta botella incluye un 30% de materiales de origen vegetal en su formulación provenientes de un subproducto del procesado de la caña de azúcar. De esta manera su fabricación contribuye a reducir residuos y tiene una huella de carbono aprox un 12% menor que la del resto de botellas.

Ya se han distribuido más de 20.000 millones de PlantBottle (en España estamos comercializando aproximadamente 16 millones de botellas al año). Por supuesto, como las demás botellas PET, es totalmente reciclable, para que el ciclo continúe. El siguiente reto en el que ya está trabajando Coca-Cola es el de crear PlantBottle 100% elaborada a partir de materiales renovables procedentes de plantas.

Papel y cartón sostenible

Pero no solo se trata del plástico, aluminio o vidrio de los envases. Además, Coca-Cola es miembro desde 2008 de la Red Ibérica de Comercio Forestal, que promueve un consumo responsable y sostenible de productos forestales para ayudar a proteger los bosques amenazados y acabar con la tala ilegal.

También promueve el uso de papel, cartón y madera con el sello FSC (Forest Stewardship Councilpara sus etiquetas, embalajes, envases y material publicitario. Pero es también un compromiso interno: así, el mobiliario, carpintería y papel de las oficinas de Coca-Cola también cuenta con el sello FSC. Este sello garantiza un origen social y medioambientalmente responsable de los productos certificados.


COMENTARIOS

Cargando comentarios...

DEJA UN COMENTARIO

Identifícate o Regístrate para poder comentar.

MARCAS:
PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:
Scroll To Top