“El Programa Imparables es una buena lanzadera para realizar sueños y sentirse vivo”

 

Un año más llega el Programa Imparables de Aquarius para convertir los sueños de diferentes emprendedores seniors en realidad. Bueno, así escrito parece que solo nos lo curramos nosotros, y para nada. Nosotros solo les damos ese pequeño empujón en forma de beca para que el proyecto eche a andar. Los que de verdad tienen mérito y se dejan la piel para sacar sus proyectos adelante son ellos, con su trabajo y su tenacidad. Por eso, vamos a ver que nos cuentan y a ver si se nos pega algo.

 

 

La importancia del proyecto

 

“Ser emprendedor es algo que se lleva dentro o que no se tiene. No es cuestión de edades. Tiene que ver con la actitud ante la vida y de cómo ganársela”. Con estas palabras, Antonio Jarabo, seguro que ha callado a más de uno cuando han puesto en duda sus ganas. Y no será la primera vez que Antonio demuestra que las ganas no tienen edad, ya que fue finalista de la primera edición del Programa Imparables de Aquarius con “Yayo Mochilero”, una idea que proponía una manera diferente de viajar para todos aquellos que habían perdido el espíritu aventurero. Y ya que hablamos de gente de la primera edición, como no vamos hablar de las ganadoras, Elsa Varona y Gabriela Waisberg, que con “Amor de abuela, Amor de abuelo” ayudaron a los más mayores a desenvolverse con los más pequeños y aprender unos de otros. Elsa, lo tiene claro, para ella las ganas es lo más importante, no la fecha de tu nacimiento: “No creo que emprender sea una cuestión de edad. Si hablas de edad, ya te estás poniendo el freno. Es cuestión de entusiasmo, no de edad”

 

 

Las ayudas del programa imparables 

 

¿Qué puede destacar Antonio de la Beca Aquarius? Bueno, “Yayo Mochilero” consiguió la visibilidad y el reconocimiento que se merecía, y también aprendió a presentar como un verdadero profesional su proyecto a futuros inversores. ¿Cuál fue la clave para quedarse con todos ellos? Saber sintetizar las ideas. Muchos pueden creer que lo único importante de la Beca Aquarius es la inyección económica que se recibe por proyecto, pero para nada. Elsa y Gabriela obtuvieron algo igual de valioso durante el Programa, poder aprender de los mejores en todo momento. Para sacar adelante “Amor de abuela, amor de abuelo” estuvieron trabajando codo con codo con María Covadonga Fernández Sainz, directora creativa de Uniqshoes. Porque las ganas son importantes, pero igual de importante es tener a alguien que te ayude a materializar el plan económico y de viabilidad. “Viajamos a Sevilla, donde María tenía la base de su negocio y conocimos de cerca la realidad de alguien que había emprendido a una edad muy diferente a la nuestra. Nos contagió su entusiasmo”. 

 

 

Seguir aprendiendo 

 

Elsa no es que sea una novata, lleva trabajando desde los 15 años, y aun así confiesa que sigue aprendiendo cada día. Especialmente de los errores: “Me prepararon para afrontar con otro distanciamiento los problemas que surgieron posteriormente. Me siguen apasionando las dificultades y las veo como retos para ser afrontados”. Antonio piensa de una manera muy parecida “Creo que las dificultades que pasamos tanto en la vida profesional como a nivel personal son caminos para el aprendizaje”. Un aprendizaje que para él continúa: “En mi vida he aprendido bastante. Pero me queda mucho por aprender”. Vamos, Antonio es un fiel defensor de la frase “De todos los errores se aprende”.

 

 

Las ganas no entienden de edad  

 

Elsa y Antonio no solo dan importancia al seguir aprendiendo pese a cumplir años. Ambos coinciden en la importancia que tienen las ganas para poner en marcha nuevos proyectos. Tendremos que hacerles caso, ¿no? “Escarba. Accede al entusiasmo que siempre, estoy segura de ello, se encuentra dentro de nosotros. Déjalo emerger. Las dificultades ya están fuera. No te las pongas a ti mismo. Al final, siempre nos arrepentimos de lo que no hicimos y no de lo que hicimos mal”. Es el consejo que Elsa da a los jóvenes emprendedores. Por eso, estos dos emprendedores seniors valoran muy positivamente las iniciativas de Aquarius que invitan a poner en marcha tu proyecto, independientemente de la edad. Para Elsa, aunque no se gane el premio siempre se sacará algo interesante. “Estás realizando un esfuerzo de concreción, de llevar a cabo ideas y proyectos. Intercambiarás ideas con otros, discutirás, cederás en otros momentos, lo que es muy bueno porque ablanda el ego”. Para Antonio, tampoco hay que dejar pasar la oportunidad de presentarse a estas becas: “Creo que el Programa Imparables es una buena lanzadera para realizar sueños y sentirse vivo.

 

 

 

VOLVER A PROGRAMA IMPARABLES