4 motivos por los que vale la pena perderse un partido en el bar

Parece imposible pero sí. Existen 4 buenas razones por las que incluso tú aceptarás perderte el partido de tu equipo favorito en un bar:

 

 

 

1. Has reunido el valor necesario para proponer matrimonio a tu pareja 

2. Te han invitado a una fiesta de disfraces como las del colegio 

3. Te han regalado un viaje sorpresa 

4. Te han invitado a una Coca-Cola en tu bar favorito