Burrito de Aguacate y Pollo

por Loleta

 

Comensales: 4 personas

Tiempo: 20 minutos

 

INGREDIENTES

2 tazas de pechuga de pollo a la plancha desmenuzada y aderezada con un poco de sal, comino y chile en polvo
250 g de queso cheddar y mozzarella seco rallados
1 aguacate picado
2 cucharadas de cilantro picado
4 tortillas de trigo grandes
1 cucharada de aceite

 

PREPARACIÓN

 

Empezamos la receta desmenuzando el pollo y mezclándolo con el queso y el cilantro. Por otro lado cortamos el aguacate en pequeños trozos.

Colocamos una tortilla en un plato y agregamos un cuarto de la mezcla de pollo. Ponemos encima el aguacate y formamos un rollo cerrando el paquete por las esquinas. Repetimos el proceso para las cuatro tortillas.

Vertemos una cucharada de aceite en una sartén o plancha. Cuando esté caliente, cocinamos los cuatro paquetes durante dos minutos a fuego medio-alto. Damos la vuelta y dejamos que se doren. Ya están listos, solo hay que servir bien calientes.

 

HISTORIA

 

Hace ya muchos años visité por primera vez México. Junto a una de mis mejores amigas, me propuse recorrer la península de Yucatán y la Riviera Maya. Ver de cerca Chichen Itzá, en Mérida, era una asignatura pendiente y por fin la pude tener en frente. Espectacular, grandiosa, cualquier cosa que diga es quedarse corta.

Hubo muchas visitas a yacimientos mayas, pero también baños inolvidables en aguas del Caribe, cálidas, de un azul turquesa imposible de olvidar.

Recuerdo especialmente los colores… y los olores. Fueron quince días de empaparme también de la cocina y gastronomía del país. Los condimentos son el secreto de sus platos; el cilantro, la lima, el chile dulce o el achiote hacen que sus recetas sean únicas. Y con esa base aprendí a hacerlos y a adaptarlos aquí. A mi hijo le encanta que le haga unos burritos de aguacate y pollo que me salen francamente ricos, eso sí, siempre acompañados de una buena Coca-cola. Es una bebida que además allí bebía continuamente, pues con el calor y la humedad no había nada mejor, puedo prometerlo. Hoy cuando me pongo nostálgica y pienso en aquellas playas, hago burritos, abro un refresco bien frío y os aseguro que tardo dos minutos en volver allí. Probad vosotros.

 

Contenido producido por Canal Cocina