Sandwich de Pollo y Pesto

por Sergio Señor

INGREDIENTES

 

1 pechuga de pollo
2 cucharada de salsa pesto (casera o de bote)
1 cucharada de mayonesa
Queso parmesano rallado
2 panes de sándwich
Un poco de mantequilla

PREPARACIÓN

 

Preparar este sandwich es muy sencillo y comienza cociendo la pechuga de pollo durante en agua con sal unos veinte minutos.

Una vez cocida, se desmenuza y se deja enfriar.

Es el momento de elaborar la salsa. Mezclamos en un bol el queso parmesano, una cucharada de mayonesa y dos de salsa pesto.

Tras untar con mantequilla las dos partes exteriores del pan, rellenamos con la pasta y pasamos el sandwich por la plancha para degustar con un toque de calor.

HISTORIA

 

Una de las cosas que más me gustan de la cocina es comprobar cómo de la más sencilla mezcla de varios ingredientes pueden salir platos realmente exquisitos, capaces de despertar nuestros sentidos, casi como si fueran trucos de magia. Ocurre cuando uno sabe jugar con lo que tiene entre las manos, ni siquiera es necesario que sean platos muy elaborados. ¿Nunca habéis probado un sándwich y al primer bocado habéis notado un placer intenso?. Y es que claro, hay sándwiches y sándwiches, igual que hay hamburguesas y hamburguesas. La materia prima, la elaboración… todo suma y todo cuenta.

Eso me pasa a mí cada vez que me hago el sándwich de pollo y pesto. Los días que llego a casa cansado a las tantas, con pocas ganas de meterme en la cocina, me hago uno. Pongo el pollo a cocer mientras me pongo cómodo y en un rato ya estoy con mi bandeja frente a la tele con el emparedado y una Coca-cola bien fresca, esencial para rematar una jornada que necesita un final relajante.  Es todo lo que necesito, y no lo cambiaría ni por la receta más sofisticada del mundo. A veces menos es más.

 

Contenido producido por Canal Cocina