Tarta de Calabacines

por Loleta

 

Comensales: 6 personas

Tiempo: 30 minutos

 

INGREDIENTES

2 cebollas picadas
3 calabacines picados
150 g de tiras de bacon o jamón cocido
100 g de nata líquida
sal y pimienta
150 g de queso rallado
1 plancha de hojaldre precocinado

 

PREPARACIÓN

 

Extendemos la masa de hojaldre y con un rodillo y mucho cuidado la estiramos para hacerla lo más fina posible.

Con ayuda de un cuchillo cortamos los bordes y los reservamos. Con un pincel de cocina, pintamos los bordes con huevo batido y pegamos encima el borde que habíamos recortado creando así un borde más alto. Pintamos de nuevo con huevo batido y lo reservamos.

A continuación, en una sartén pochamos en un poco de aceite la cebolla y añadimos los calabacines picados.

Colocamos las verduras sobre la plancha de hojaldre, el bacon en tiras, la nata líquida y espolvoreamos el queso rallado por encima. Una vez hayamos precalentado el horno a 200 grados, horneamos el hojaldre hasta que la masa esté crujiente durante unos 15-20 minutos. Para terminar, una ramita de perejil, ¡y a disfrutar!

 

HISTORIA

 

Cuando preparo la tarta de calabacines siempre me acuerdo de las excursiones al campo que hacíamos en casa cuando era niña. Y no porque mi madre las preparase, ¡era difícil salir en aquellos tiempos de los emparedados y las tortillas de patatas siempre jugosas!, sino porque me parece perfecta para compartir en sitios en los que la cubertería y el mantel siempre están de más. Y eso es todo un placer.

Poder salirse de las reglas habituales y poner una manta en el suelo, repartir servilletas de papel y degustar cualquier plato al aire libre. Sin normas ni protocolo que valga.

Eso sí, hay que tener muy en cuenta el menú para estos almuerzos, evitar salsas, platos de cuchara...y si se puede comer con las manos mejor que mejor. Esta tarta salada es perfecta, y si la acompañamos de una buena Coca-cola en lata ¡ni vasos echaremos de menos!. De este fin de semana no pasa, estaremos pendiente del termómetro y si el buen tiempo acompaña toca picnic y tarta de calabacín. La compañía se sumará sin esfuerzos, no hay más que cantar la propuesta gastronómica para que salgan amigos dispuestos a respirar aire puro. ¿Alguien se apunta?

 

Contenido producido por Canal Cocina