Compartir una Coca-Cola bien fría siempre es un buen comienzo

 

Te ha pasado alguna vez, y por no decidirte nunca sabrás cómo hubiesen terminado muchas historias.

 

Hay cosas que tienes muy claras. Como que elEl verano no se hizo para estudiar, ni para quedarse en casa. Y mucho menos con este calor. Pero si no te queda otra, así que ya puestos a pasar el día estudiando, que sea en la mejor compañía, la de una Coca-Cola bien fría, claro.

 

Como no se puede tener todo, eliges tu favorita, no sin antes pasarte dos minutos mirando fijamente a la correspondiente balda del frigo, ¡qué difícil decisión! Te dispones a cumplir con tu deber, como la chica responsable que eres, hasta que de repente… ¿Es el calor o estoy soñando? Destapas la Coca-Cola que acabas de robarle ade la nevera, y lo ves. Él también tiene calor. ¿Quién ha dicho que no serían unas vacaciones diferentes?

Entonces dejas a un lado tus libros, haces caso omiso al ruido del ventilador y solo tienes ojos para él. El chico de la piscina que te ha robado el corazón y la concentración. Tienes que conseguir que se fije en ti. ¡Ya lo tienes! Nada como una Coca-Cola para romper el hielo.

 

¿Cómo no se te ha ocurrido antes? Tu amigao tenía razón: el chico de la empresa de mantenimiento es de anuncio. Solo le falta el ‘I Just Want To Make Love To You’ de Etta James de fondo y un par de cajas de Coca-Cola light en los hombros. Espera, pero ¡si parece que te está mirando! y todo. Ya no sabe qué hacer para disimular, hasta se quita la gorra de Coca-Cola para hacer como que mueve el cuello y mira hacia la ventana desde la que estás asomadopara mirarte.

¿Y si le sigues la corriente y bajas a saludar? Lo ves claro: le ofreces una Coca-Cola helada; él la coge mirándote de arriba a abajo; te da las gracias; luego guiña un ojo y… ¿Eso que se oye de fondo es tu hermana corriendo hacia el jardín? ¡Ella tiene que ser la primera en todo! Pues esta vez no se va a salir con la suya. No hay quien le diga que no a una Coca-Cola. Nunca falla. Y más, con esta tremenda ola de calor, el sol abrasador, el gusanillo del aperitivo… ¡No puedes dejar que se te adelante la mimada de la casa!

 

Llega la hora de la verdad y surge la duda de siempre: ¿sabor original, light o zero azúcar? Dos hermanaos y un solo objetivo: el chico de la piscina. Y aunque gemelaos, sabemos que utilizarán sus juegos de ligar para conquistar al mismo chico. lucharán. Lucharán… Ella la coge primero. Él juega con ella y se la roba. Como si no hubiera más botellas en la nevera. Luego las trampas del camino y el pulido del parqué. Zancadillas, carreras, codazos y, por fin, él. Y ella. Con su inconfundible color, su chispa, su sabor… ¡¿Mamá?!

 

Madre no hay más que una. Y esa madre única siempre tiene que llevar la razón. Después de todo, solo ella sabe cuál es tu Coca-Cola favorita y cómo te gusta tomarla: con una rodajita de limón y dos cubitos de hielo. Y por si fuera poco, tiene el don de elegir el mejor momento para ofrecerte una Coca-Cola. Te arranca una sonrisa cuando más lo necesitas y te regala un abrazo cuando menos lo esperas, ¡hasta te cuenta los mejores trucos para ligar con un chico!.

 

¿Tú también quieres unas vacaciones diferentes? Pincha el enlace y participa en el sorteo de Coca-Cola, ¡tú eliges el destino!

 

PARTICIPA AQUI