Coca-Cola Mini: Esta vez no queremos que compartas



Ahí estás. Afrontando el día a día, el trabajo salvaje, las movidas de casa, el llegar a tiempo a todas partes con la lengua fuera, la camisa por dentro, el pelo hecho un caos. Pero nada, tú hala, venga, aguantando, aprovechando la horita libre que te ha quedado por algún milagro inexplicable para, en vez de darte un capricho egoísta, quedar con tus amigos y poneros al día; invirtiendo ese tiempo libre mágico en escuchar a tu pareja contándote el último episodio de lo que ha pasado en su oficina (que sí, que os queréis mucho pero te empieza a parecer que la serie ya la has visto); dedicándote a llamar a tu familia y hacer el repaso sobre cómo están unos y otros.

Sin embargo (oh sí, hemos dicho sin embargo). Sin embargo esta vez no queremos que compartas. No. Esta vez queremos que pienses en ti y en ti y nada más que en ti. Porque efectivamente te lo curras muchísimo y por lo tanto te lo mereces: opinamos que te has ganado un rato tuyo 100%, aunque sea pequeñito, mini, aunque te quepa en la palma de la mano. Porque te esfuerzas en estar con todos, hemos creado Coca-Cola mini para ti. O para ti. O para ti. Pero SÓLO para ti ¿Se entiende? La cualidad principal de Coca-Cola mini es que tiene el sabor que más te gusta, pero en tamaño lata de 200ml., o como nos gusta llamarlo, el tamaño justo para no compartir.

El tamaño justo para no compartir de Coca-Cola mini no viene con la intención de que te conviertas en la envidia de los que tienes alrededor, considéralo un homenaje a tu energía y tus ganas de darlo todo para cumplir con tus responsabilidades y tu voluntad de esforzarte en hacer felices a los demás y de compartir tu tiempo con ellos (ya nos conoces, nos encanta que te encante compartir tiempo, felicidad y alegría). No obstante, somos conscientes de que cuando abras tu Coca-Cola mini, cuando la tengas en tu mano y te la acerques a la boca para darle un merecido y refrescante trago, vas a ser el centro de todas las miradas.

 

 

Coca-Cola Mini es solo para ti

 

La verdadera intención detrás de la nueva Coca-Cola mini es que conectes más contigo y a partir de ahí, que también conectes mejor con la gente que tienes alrededor. Que te des una dosis de self-care cuando te apetezca disfrutar del sabor de tu bebida favorita sin preocuparte de nada más y que sigas siendo como eres. Pensamos que todas las personas necesitamos nuestro espacio, nuestro momento de disfrute propio, intransferible. Un poquito de self-care no le hace mal a nadie. Como el yoga, el deporte, viajar, leer historias nuevas y refrescantes, hacer cosas con las manos (algo como la cerámica es un buen ejemplo, no es necesario que te tires a la escultura), es decir, como desarrollar actividades que contribuyen a una tranquila y constructiva evasión. Como tomarte una Coca-Cola mini. Un poquito de autocuidado, caprichito, llámalo X. Porque te lo has ganado y porque lo necesitas. Y si les da envidia que lo hagas cuando vayas a la nevera a por tu Coca-Cola mini, pilla dos.