Termina el día de la mejor manera con Coca-Cola Zero Azúcar, Zero cafeína

 

Todos hemos vivido ese momento en el que pones fin a todas las responsabilidades, obligaciones, el trabajo, el cuidado de tus hijos… y con la satisfacción de haber sacado adelante tu jornada, te permites un ratito de disfrute. ¿No es acaso el mejor momento del día?

- ¿Ese e-mail tan importante que tenías que enviar a tu jefe antes de las 19 h? Hecho.

- ¿La compra de la fruta y la verdura de la semana en la tienda que tanto te gusta? Hecho.

- ¿Preparar algo saludable para cenar? Hecho.

- ¿Repasar los deberes de matemáticas e inglés con tus hijos? Hecho.

- ¿Sacar a pasear al perro? Hecho.

- ¿Los niños bañados, cenados y acostados? Hecho.

Ahora sí que sí, por fin ha llegado el momento de disfrutar tranquilamente de tu tiempo con tu pareja, y sin duda, hay que sacarle el máximo provecho.

¿Cómo? Por ejemplo: preparando algo rico de picar, cocinando junto a tu pareja una deliciosa cena romántica gourmet, poniendo un poco de música y hacer el tonto bailando, vestiros con algo divertido y pasar un buen rato juntos…

 

¿Cómo hacer de ese momento algo más especial?

 

Si quieres sacarle el máximo partido a este momento, añádele una refrescante Coca-Cola Zero Azúcar Zero Cafeína, porque el sabor de una Coca-Cola bien fría te hará sentir genial y no sólo estarás disfrutando al máximo de tu tiempo y del de tu pareja, sino que lo harás con la tranquilidad de que no vais a perder el sueño.

Pero y si de repente, en mitad de ese momento tan especial, ¿sucede algo con lo que no contabas? ¿Y si unos invitados inesperados abren los ojos y entran a escena? Tus hijos.

Se levantan por la noche para tomar un vaso de agua, están dando un paseo nocturno porque se han desvelado o les entran unas repentinas ganas de ir al baño… y de sopetón se encuentran a sus padres bailando, haciendo el tonto o dándose un beso.

Esos niños pequeños que se tapan los ojos cuando ven un beso en una película, y que ahora no solo están presenciando un beso o una carantoña delante de sus propios ojos, sino que nada menos que la protagonizan… ¡sus padres! Terrible visión.

Lo que para ti y para cualquiera es algo cómico y motivo de sonrisa, a la inocente mente de tu pequeño puede parecerle algo bochornoso, una imagen terrible de ridículo de la que no se pueden deshacer. Así que no descartes que durante unos minutos le estén dando vueltas en la cabeza, y hasta es muy posible que les cueste volver a conciliar el sueño con esa perturbadora visión de sus padres relajados y disfrutando alegremente como adultos.

Lo mejor es que al final ellos caerán dormidos y tú también, porque con Coca-Cola Zero Azúcar Zero Cafeína, podrás disfrutar de su sabor, podrás disfrutar de tu tiempo y lo harás sin perder el sueño. Y a la mañana siguiente, tras un buen sueño, todos os reiréis a costa de la anécdota de la noche anterior.

Coca-Cola Zero Azúcar Zero Cafeína. ¡Que disfrutar de tu refresco favorito, no te quite el sueño!

 

SIENTE EL SABOR.