Coca-Cola Zero Azúcar y Zero Cafeína, la bebida que te aporta tranquilidad con los tuyos

 

 

Mira, si después del día que has tenido no te vas a permitir pasar un buen rato en casa, disfrutando tu bebida favorita con el sabor de siempre, ¿de qué sirve todo el esfuerzo?

Porque… menudo día, ¿verdad?

  • Que si el corre-corre de cada mañana para que los niños no pierdan el bus del cole.
  • Que si la presentación para tus nuevos clientes no quería abrirse y tu jefe se subía por las paredes.
  • Que si tienes que ir al gimnasio una horita por lo menos –¡y a la hora de comer!– para no perder la forma.
  • Que si la cena tiene que ser saludable y te toca pasar por el súper a última hora…
  • Y para terminar la jornada, ponte a repasar los deberes con los niños y mételos en la cama, si es que puedes.

¿Cómo que para terminar? ¡De eso nada, ahora te toca a ti! Ha llegado la hora de reivindicar tu espacio y tu tiempo, y de compartir un momento de calidad con tu pareja y amigos y tu refresco favorito, con sabor clásico, pero sin azúcares añadidos ni cafeína.

 

 

 

Con Coca-Cola Zero Zero no pierdes el sueño

 

 

Para empezar, un poquito de buena música. De esa que tienes en la lista de clásicos atemporales y que hace que el cuerpo se mueva, aunque no quieras. A continuación, preparad una cena especial o algo sencillo para picotear. ¿Dulce, salado… o picante? ¡Vosotros mismos! Y para seguir la velada, tal vez queráis poneros cómodos y ver esa nueva serie de estreno, o echaros unos bailes en el salón. Sea lo que sea, para que podáis seguir con la diversión sin perder el sueño, nada mejor que acompañarlo con una Coca-Cola Zero Azúcar Zero Cafeína bien fresquita. En resumen: música, picoteo, entretenimiento… ¡y lo que surja!

 

Ahora bien, antes de que os pongáis a hacer lo que más os apetezca, o de que el romanticismo os lleve al siguiente nivel, tened en cuenta una cosa: puede que los niños se levanten a por un vaso de agua, que necesiten ir al baño o que se despierten al escuchar la música. Y sin que os deis cuenta… ¡zas! Van y os pillan infraganti. ¡Menuda sorpresa! Ellos, que se ruborizan cada vez que ven a una pareja darse un beso en la tele. Y ahí están sus padres, protagonizando una escenita que tardarán un tiempo en olvidar.

 

Así, de primeras, se les pondrán los ojos como platos, porque no creerán lo que están viendo. “¿Esos son mis padres? – pensarán. “¡Los padres no hacen eso!”. Y seguramente, mientras vosotros caéis redondos en el sofá o en la cama, a ellos les costará un poquito más conciliar el sueño.

 

Tranquilo: después de meditarlo un tiempo, ellos también se dormirán. Porque con Coca-Cola Zero Azúcar Zero Cafeína en casa, nadie se queda despierto. Y a la mañana siguiente, no solo os levantaréis descansados y con la energía necesaria para empezar bien el día, sino que todos tendréis una buena sonrisa en la cara. ¡Y a empezar de nuevo!

 

Coca-Cola Zero Azúcar Zero Cafeína. Que disfrutar no te quite el sueño.

 

 

SIENTE EL SABOR.