Cientos de emociones y sensaciones en un solo sabor

 

Los sentidos nos ayudan a reconocer, a disfrutar, a experimentar... Y también nos transportan a nuestros mejores momentos, esos que jamás olvidaremos. ¿Pero te has parado a pensar a qué saben los recuerdos?



Entre el sentido del gusto y el cerebro se producen infinitas conexiones, conseguimos que nuestros mejores momentos siempre viajen con nosotros. Cuando saboreamos algo, las papilas gustativas se comunican con el cerebro; se nos activan las emociones... y los recuerdos. Recuerdos como los de aquel verano de tardes eternas a pleno sol en las que siempre acababais brindando con una Coca-Cola fresquita. O aquellas vacaciones en la montaña que terminaron por ser los mejores días en familia entre excursiones y picnics al aire libre...

De un solo sabor, surgen cientos de emociones. Porque, al final, los recuerdos felices se componen de cosas tan sencillas pero importantes como un sabor, un olor, una persona, una posibilidad. Y aunque dicen que las cosas buenas llegan sin avisar, cuando menos te lo esperas, surge un momento único que te acompañará para siempre. A veces duran muy poco, pero no importa que sean pasajeros: lo importante es sentirlos y... saborearlos.

Si se trata de elegir instantes irrepetibles, seguro que te quedas con lo que sentiste cuando por fin acabaste la carrera, con el final de tu serie favorita o con aquel viaje que surgió sin planearlo con tus mejores amigos. Espontáneos o no, esos momentos siempre estuvieron acompañados de un elemento realmente especial. Y, aunque los recuerdos sean algo único y cada uno los viva a su manera, tienen un nexo común. Y es con quién los compartimos.

 

 

Recuerdos de verano con un sabor único

 

Ahora que empieza el verano tienes 93 días a estrenar para llenarlos de recuerdos. Quedan mil instantes inolvidables por vivir, surgirán cada mañana, cada tarde, cada fin de semana. No importa a dónde te lleven, porque sabes que Coca-Cola siempre irá contigo. Ya sea para aliviar el calor, para relajarte o para celebrar, tienes el plan perfecto cada día. Tú decides si en compañía o por tu cuenta. Solo tienes que elegir el momento y las burbujas harán el resto. Seguro que ya te estás imaginando cómo se deslizan suavemente por la lengua, desatando cientos de emociones. Así que, cuando surja, déjate llevar por el frescor y disfruta de un sabor único que es solo tuyo.

Porque Coca-Cola son tus lugares favoritos, esos viajes que nunca olvidarás, el sabor de aquel beso junto al mar, un abrazo con tus mejores amigos, sonrisas, mensajes, miradas. Este sabor tan mágico te lleva a sitios maravillosos, sitios que solo puedes elegir tú. Así que solo nos queda preguntarte, ¿a dónde te llevará tu próximo destino?