Diez lugares espectaculares para hacer Puenting en España

 

Al momento de organizar los planes de verano, hay ciertas actividades que no pueden faltar, como tomarte una Coca Cola bien fresquita con tus amigos, hacer barranquismo o practicar puenting: una de las actividades más extremas. Tiene su origen en los años 80 y consiste en lanzarse desde una altura elevada con una cuerda elástica atada al cuerpo y la otra parte al punto de partida del salto.

 

Río Cofio

 

Situado en el kilómetro 43 de la carretera M-505, este puente es impresionante. Alcanza una longitud aproximada de 300 metros de largo y 64 de alto y es una de las mejores opciones para aquellos que estén dando sus primeros pasos por este mundo, permite realizar sus actividades desde una altura inferior.

 

Puente del Infierno

 

Está ubicado en medio del valle del Vall del Laguar (Alicante) y posee sólo 15 metros de caída. Sin embargo, para muchos, el Puente del Infierno es el lugar ideal por las características de su entorno: está rodeado de árboles frutales y pinos, que potenciarán tu experiencia.

 

Murillo de Gállego

 

En el corazón del Pirineo aragonés se encuentra lo que para muchos es el mejor puente para realizar puenting en España. Esto se debe a su salto de 20 metros de altura y a lo espectacular de los paisajes que lo rodean.

 

Tablate

 

Situado en la provincia de Granada, cuenta con 65 metros de profundidad y 20 metros de vuelo. Apto solo para los más valientes, las paredes del barranco están muy cerca en la caída.

 

 

Puente del Estrecho

 

Ubicado en Galicia, presenta la oferta más extrema de todas: 105 metros de caída con un gran chapuzón al final. Todo esto rodeado de un paisaje de película.

 

Azkarate

 

Este puente ubicado en el kilómetro 33 de la carretera que une Azkoitia y Elgoibar (País Vasco) goza de gran fama debido a que en él se pueden realizar tanto puenting (con una caída de 20 metros) como pupuénting (con caída de 50 metros). Mide 62 metros y es el más alto de España para dichas actividades.

 

Puente del Gundián

 

Este puente ferroviario se encuentra en la localidad de Ponte Villa, entre A Coruña y Pontevedra. Debe su atractivo a su altura de 85 metros y un espectacular arco de 52. Además, el tren sigue pasando por él.

 

Puente de Caín

 

Dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa nos topamos con este misterioso puente. Está localizado justo al inicio de la "Garganta Divina", una ruta que recorre aproximadamente 11 kilómetros entre desfiladeros.

 

Cuenta con una altura de 38 metros, y no es apto para cardíacos, ya que las paredes del cañón se encuentran muy cerca.

 

Río Noguera Pallaresa

 

A lo largo de este río del Pirineo Catalán, podemos encontrar distintos puentes ideales para la iniciación en el mundo del puenting, su altura promedio ronda los 12 metros de salto. Imprescindible en los planes de verano.

 

Viaducto del arroyo de la Umbría de San Benito

 

El Viaducto del Arroyo de la Umbría de San Benito se encuentra situado en la Sierra de Francia, en Salamanca. Ofrece un salto de 25 metros, una altura media ideal para quienes no son expertos, pero ya han realizado alguna que otra vez puenting.

Todos estos lugares ofrecen distintas alternativas para la misma actividad, de modo que puedes elegir la que más se adapte a la experiencia que estás buscando. Es solo cuestión de animarse y ¡dar el salto!