Listado de cosas pendientes por hacer que ¡de este año no pasan!

 

Lo vas dejando y al final… Piensa en esas cosas que llevas tiempo queriendo hacer y aún no has hecho. ¿Lo tienes? Pues pilla boli y apúntalas en un cuaderno. Si estás espeso, nosotros te inspiramos.

 

  • Amplía tu círculo: Tus amigos de toda la vida son los mejores —y siempre van a estar ahí—, pero ha llegado el momento de abrirte a nuevos ambientes y conocer a otras personas. ¿A qué esperas?

 

  • Tíñete el pelo: Seguro que llevas tiempo dándole vueltas… ¿Me tiño de verde, de azul o de rosa? ¡Qué más da! Anímate a dar el paso y sorprende a todo el mundo. Si no te convence, piensa que el tiempo lo arregla todo.

 

  • Vence tus miedos: ¿A qué le tienes pánico? Si tienes miedo a las arañas, cómprate una. Si tienes miedo a las alturas, súbete a la atracción más alta. Si tienes miedo a hablar en público, preséntate a delegado de clase.

 

  • Disfruta de tus abuelos: Porque (casi) nunca se enfadan, porque te dan todos los caprichos, porque los adoras… Pasa más tiempo con ellos y dales una alegría. ¡Una sonrisa suya vale triple!

 

  • Enamórate. Si nunca lo has hecho, déjate guiar por las mariposas; y si la última vez salió mal, date otra oportunidad. No busques el amor, ¡deja que te encuentre! Aunque si estás pillado de tu mejor amigo, ¡lánzate!

 

  • Sorprende a tu paladar: Siempre has querido probar unos grillos y nunca te has atrevido. Estás tardando… Mal no te van a sentar. Tampoco hace falta ser tan extremo y puedes empezar por, por ejemplo, un pollo tandoori.

 

  • Vive una aventura con tus amigos: Ir con la familia está bien, pero ir con tu squad es otro rollo. ¿Alguna idea? Aprender surf en la playa, disfrutar de la naturaleza en un camping, organizar un road trip, etc.

 

  • Déjate la voz en un concierto: No te pierdas a tu cantante o grupo favorito porque hay momentos que no vuelven —quién iba a decir que One Direction se separaría—. Lía a tus amigos ¡o a tu madre si hace falta!

 

  • Encuentra tu propio estilo: No te gusta ir igual que los demás, pero tampoco sabes qué outfit elegir. ¿Vaqueros skinny? ¿Sudadera oversize? ¿Gorra? ¿Riñonera? Un consejo: conócete a ti mismo y lo hallarás.

 

  • Aprende a tocar la guitarra: Estás en una fiesta y todo el mundo se arremolina alrededor de alguien que toca la guitarra. ¿Cuántas veces has soñado con ser esa chica o chico? Si quieres petarlo, prueba con el ukelele.

 

  • Llévate mejor con tu hermano/a: La mayoría de las veces le tirarías de los pelos, pero en el fondo le adoras. Haz cosas con él o ella, preocúpate por sus movidas y dale un abrazo de vez en cuando —sin pasarse—.

 

  • Cuida tus redes sociales: ¡Sin gastarte los datos del móvil! Lo primero es casi más fácil que lo segundo. Sube fotos con tus amigos, comparte frases intensas, devuelve likes, habla con tus seguidores, etc.

 

  • Aléjate de las personas tóxicas: Tienes un ‘amigo’ que te incomoda, que crea mal ambiente en el grupo o que hace cosas que no te gustan. ¿Tienes por qué aguantarlo? La respuesta es no. Next.

 

  • Di siempre lo que piensas: Si algo te molesta, dilo. Si algo no te gusta, dilo. Si no estás de acuerdo, dilo. Preocúpate por lo que ocurre a tu alrededor, fórmate una opinión y no te cortes. Es sinónimo de inteligencia y carácter.

 

  • No estudies el día de antes: ¡Hoy me pongo! Dices eso, pero luego pasan los días y, al final, te pegas la paliza el último. Organiza tu tiempo para evitar agobios y aprobar. Suspender, para qué engañarnos, no mola nada.

 

¡Ya puedes empezar a tachar!