Wikifails o cómo meter la pata hasta el fondo...

 

Seguro que las clases de lengua que te daban en el instituto te parecían un ladrillo... hasta que descubriste las peleas de gallos de algunos raperos y empezaste a verle el sentido a eso de saber hablar bien y contestar con algo ingenioso de forma rápida. Pero imitar esos beefs en los que se deja K.O. al adversario usando rimas bien dichas requiere de un talento con la palabra solo al alcance de un verdadero experto o de días de hincar los codos, claro. Y si no, échate un vistazo –y, de paso, unas risas–a las improvisaciones y las ‘cantadas’ de las redes sociales.

 

 

Los famosos también tienen un ¡tierra, tragame! 

 

Avisamos: manejar las redes sociales y los videojuegos al mismo tiempo es una práctica de alto riesgo y puedes estar jugándote tu reputación. Créenos, cuando en menos de un minuto has recibido 10.000 likes y 4.000 comentarios, échate a temblar... la has pifiado sí o sí. Si te sirve de consuelo, no eres el único, algunos famosos también han dejado testimonio de sus epic fails, pero no te vamos a decir quiénes son, ¡si no, no tendría gracia! Echa un vistazo a estos cuatro patinazos antológicos y a ver si puedes averiguar quiénes son:

 

  • Un desliz lo tiene cualquiera y varios... también. Y si no, que se lo digan a un famoso futbolista español, que es un crack con el balón y en el manejo de las redes sociales. Aquí hay cantera de la buena. De hecho, gana por goleada el Premio Especial al Mayor Número de Meteduras de Pata en Twitter. Una para enmarcar: “Hora de descansar después de ver ganar a la selección femenina de waterpolo. ¡Enhorabuena chicas!”. En apariencia nada que reprochar, salvo que el partido se había jugado 20 días antes y lo que acababa de ver era una reposición... Y qué decir cuando subió un fotomontaje de sus mejores momentos del año e incluyó una foto del hijo de un rival, ¡en lugar del suyo! Por no hablar de cuando citó su posición en el juego como la de “medio retrasado”. En fin, ahí lo dejamos.
 
  • Para qué tener un community manager si mis perfiles los puedo llevar yo, debió de pensar esta ídolo musical adolescente, y nosotros se lo agradecemos, porque nos da momentos impagables, como ese en el que subió una foto con su nuevo tatuaje con una leyenda en japonés en la que supuestamente ponía el nombre de su último trabajo. Lo malo es que en realidad lo que significaban aquellos bonitos símbolo será “parrilla de barbacoa”.

 

  • Querer ser trending topic a toda costa puede salirte mal, sobre todo si te metes en temas que no dominas. De hecho, dar un scoop no es algo que pueda hacer cualquiera, pero hay hasta quien ha anunciado la muerte de un líder de los derechos humanos... seis meses antes de que falleciera.

 

  • Subir vídeos de nuestras mascotas y sus monerías puede jugarnos malas pasadas, como le ocurrió a una conocida cantante americana, que nos quiso mostrar el amor por su perro y enseñó más de lo que quería con su stories. En concreto, un primer plano de la plaquita de su mejor amigo ¡con su móvil grabado! Si es que no le puedes dar tu número a cualquiera...

 

Y es que ya se sabe, “errar es de humanos, perdonar de divinos y rectificar de sabios”. Vamos, que quien tiene boca se equivoca y si gastas la verborrea de algunos youtubers y te pasas media vida colgado de las redes, tienes todas las papeletas para sacar premio...

 

¿A qué has pasado un buen rato con estos instantes de vergüenza ajena? Pues ahora nos toca a nosotros.  Seguro que tú también tienes tu momento ¡tierra, trágame! inmortalizado...y no solo en tu retina. No seas egoísta y compártelo con nosotros. Prometemos no hacerlo viral.