Los 5 barrios más cool de Europa en los que brindar con una Fanta

 

Si te gusta viajar, pero la economía no te da para grandes escapadas o subir a un avión te pone los pelos de punta, siempre te quedará hacer un Interrail por las mejores ciudades de Europa. Y lo bueno es que ya no hace falta que te hagas un Erasmus, o sí, como tú veas, para conseguir un pase. En versión mochilera o con maleta full equip, el plan de pago incluye billete, hostel glam y paradas en los garitos más molones. El resto es gratis: amigos, litros de diversión sana y ganas de pasarlo bien. ¿Listo para subirte a bordo de este recorrido con paradas en fiesta, aventuras a saco y dosis masivas de cultura callejera? Cálzate las zapatillas, echa a volar tu imaginación y reserva fecha; te presentamos nuestro top 5 con los hot spots en los barrios más emblemáticos de Europa, ciudades que hay visitar alguna vez en la vida. Hazlo antes de que pierdan su encanto y se bajen del pódium…

 

 

Los mejores barrios de Europa para hacer un viaje rápido con amigos o una escapada en pareja

 

En el puesto número uno, y por derecho propio, se sitúa el barrio de Strasbourg-Saint Denis de París, en medio del distrito 10. ¿Sus méritos? Ese je ne sais quoi –aprovecha el viaje para aprender idiomas– francés que inunda todos los rincones del país y que aquí encuentras a cada esquina. Chapeau es lo menos que vas a aprender a decir cuando recorras las calles de este vecindario en efervescencia. Bullicioso, multicultural, con música en la calle, restaurantes ecológicos y temáticos (turcos, indios, kurdos, neoyorquinos), teatros y moderneo por todas partes. Un 10 se mire por donde se mire.

Ocupando el segundo lugar está Neuköln, en Berlín, un barrio que se ha convertido en el place to be del turismo alternativo. Situado en el sudeste de la capital, es el polo de atracción de numerosas nacionalidades, que dan ese sabor tan especial a sus locales, a sus comercios y a su vida callejera. Aquí olvídate de visitar monumentos, el museo está al aire libre y se llama mercadillo vintage, galerías independientes, perfomances en bares, bistrós, parques inmensos... Por no hablar del balneario más grande de Europa; en dos palabras, im-presionante.

La medalla al tercer barrio más recomendable se la lleva Södermalm, en Estocolmo, con un toque superbohemio. Las razones para alzarse con esta posición son de todo tipo: desde las vistas panorámicas desde lo alto de la plaza de Mosebacke y las impresionantes iglesias de sus bulevares –esto para los más culturetas– hasta el SoFo, la zona más de moda, con tiendas de diseño y discotecas con ambientazo. Haga buen tiempo o no, lo que te pide el cuerpo es callejear.

El cuarto place to be, es Jordaan, en Ámsterdam. Si quieres sentirte como un lugareño más, súbete a la bici y hazte un tour a tu aire, sin rumbo fijo. A golpe de pedal, te darás cuenta de que este barrio de artistas reúne todas las tendencias urbanas que puedas imaginar, con un claro predominio de hipsters. Aparcar las dos ruedas para contemplar el paisaje urbano y conocer coffee shops, salas de exposiciones y mercadillos es lo menos que puedes hacer, además de disfrutar de terraceo del bueno junto a los canales.

Y, por derecho propio, escala a la quinta posición Pigneto, en Roma, un hit del turismo más alternativo que no hay que perderse.  En este epicentro de lo trendy, sus tentaciones toman forma de tiendas de ropa de diseño, garitos de marcha en área pedonale (la zona peatonal), bares con ambiente bohemio donde disfrutar de una sesión a cargo de un DJ o de un concierto improvisado de jazz, arte urbano y trattorias con un twist. Capisci?

Hasta aquí nuestro ranking por los barrios más cool del viejo continente. Seguro que tú puedes ampliar la lista con alguna sugerencia, así que no te cortes, somos todo oídos. Estamos dispuestos hasta cruzar el charco, solo tienes que chivarnos tu hoja de ruta.