¿Qué quieres ser de mayor?

 

Cuando alguien te haga esta pregunta tienes dos opciones: tirar de tópicos —profe, médico, futbolista, etc.— o dejarle con la boca abierta. Si optas por lo segundo, ¡atención! A continuación, te presentamos las profesiones que marcarán el futuro.

Afilador, sereno, pregonero, recadero, campanero, telegrafista… Seguro que muchas de estas profesiones ni te suenan, pero es probable que a tu abuelo sí. Incluso puede que alguien de tu familia lo fuera. ¡Pregúntales! La sustitución de unos empleos por otros forma parte de la evolución, pero en la actualidad este proceso se ha acelerado. Tú, que sigues a youtubers e influencers y sueñas con ser como ellos, lo sabes bien.

 

 

Ocho trabajos que marcarán el futuro 

 

La mayoría de las nuevas profesiones tendrán que ver con la transformación digital y con las disciplinas STEM —Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas—. Pero más allá de la formación, los expertos en recursos humanos buscan personas con unas actitudes concretas: curiosas, flexibles y proactivas. ¿Cumples el perfil? Si no tienes claro a qué quieres dedicarte, te damos algunas ideas:

 

  • White hat hacker. Antes los hackers tenían mala fama —aquello de piratas informáticos no ayudaba—, pero ahora las empresas los reclutan para proteger sus sistemas y su privacidad. Como si de una peli de Marvel se tratara, aquí también hay héroes (white hat hacker) y villanos (black hat hacker) y libran una auténtica batalla en la red.

 

  • Operador de drones. Los drones, aunque tú te lo pases en grande con el de tu padre, no son juguetes y las empresas han empezado a pensar en sus múltiples aplicaciones. ¿Cuál será tu misión? Pilotar drones para realizar entregas de paquetes. Amazon, por ejemplo, ya los recluta para su servicio Amazon Prime Air.

 

  • Técnico de impresoras 3D. La nueva revolución industrial —sí, te suena porque lo has estudiado en clase— estará protagonizada por este artilugio. Sus aplicaciones son múltiples y afectarán a diversos sectores —arquitectura, automoción, salud—. En este caso, tu labor consistirá en diseñar y fabricar piezas con estas impresoras.

 

  • Agricultor urbano. Si tú no vas al campo, el campo vendrá a ti. ¿Te imaginas cultivando tomates en un parque de tu ciudad? Y quien dice parque dice balcón, pared o techo… ¡cualquier lugar es bueno! Este tipo de cultivo sostenible ayuda a proteger el medio ambiente y contribuye al ahorro de energía. Así te sentirás bien contigo y con tu entorno.

 

  • Chief happiness officer. Si tus padres son CEO, son unos jefazos. Y tú no vas a ser menos, pero a tu manera… Ser CHO es una gran responsabilidad porque este perfil se encarga de garantizar la felicidad y la realización profesional de todos los miembros de una plantilla. Si tienes dotes de liderazgo y la empatía es uno de tus puntos fuertes esta es tu profesión.

 

  • Analista Big Data. Dicen que los datos son el nuevo petróleo y se van a necesitar especialistas en analizarlos e interpretarlos para establecer conclusiones que mejoren la estrategia de negocio de las empresas. Tu objetivo será conocer mejor a tus clientes, hasta el punto de adelantarte a sus demandas. Si no te da mal rollito, ¡adelante!

 

  • Meteopolicía. El futuro del planeta estará en tus manos. Concretamente, te encargarás de hacer cumplir la ley en lo referente a la seguridad medioambiental. Perseguirás a los ecodelincuentes, es decir, a aquellas personas que alteren los parámetros climáticos para lucrarse. La economía verde será un filón a nivel laboral.

 

  • Ingeniero de transportes inteligentes. La movilidad será clave en los próximos años y se te rifarán si entras en el mundo de los vehículos autónomos. Si, por ejemplo, te especializas en vehículos ligeros de nanotubos de carbono —un material con propiedades inusuales y valioso por sus aplicaciones tecnológicas— tu porvenir está asegurado.

 

  • Además, en el futuro los cambios serán tan vertiginosos que también harán falta especialistas en desmantelar las infraestructuras del presente. Su nombre: deconstructores.

 

  • También se necesitarán cosechadores de agua —sobre todo, si empieza a escasear— a partir de la humedad atmosférica y arqueólogos digitales para borrar las torpezas de las empresas y las personas en redes sociales.

 

¡Elige tu profesión!