3, 2, 1… DEL “PATATA” AL “SELFIE”

 

 

En 2013 el selfie llegó a nuestras vidas para quedarse. Los diccionarios Oxford la eligieron palabra del año y las redes sociales se poblaron de ellos. El mundo selfie ofrece mazo de posibilidades y nosotros te contamos las últimas tendencias.


¿Cuánto tiempo tardas en hacerte un selfie desde que te despiertas? ¿Horas? ¿Minutos? ¡¿Segundos?! Si eres de esos que todas las mañanas se hace un #bedstagram, un #morningselfie o un #wakeupcall — ¿cómo lo llamas tú? — recién levantado, lo que viene a continuación te va a flipar. Vamos a repasar los distintos tipos de selfies que existen y los gestos más likeados.


Tipos de selfies
 

  • #Helfie (Hair + Selfie). ¿Has cambiado de look y te gustaría que todo el mundo hablara de ello? ¡Prueba con el helfie! Solo tienes que preparar tu cabello y fotografiarlo para que luzca lo mejor posible.
  • #Usie (Us + Selfie) Bradley Cooper, Jennifer Lawrence o Brad Pitt protagonizaron el usie —también llamado groufi— más famoso de la historia durante la gala de los Óscar de 2014. ¿A qué esperas para hacer el tuyo y petarlo junto a tus amigos?
  • #Belfie (Bum + Selfie). Si estás orgulloso/a de tu trasero, el belfie es tu selfie. Consiste en tomar una foto en la que aparezcas de espaldas —evita una postura antinatural— y para realizarlo necesitas aliados: una buena amiga o un buen espejo.
  • #Braggie (Brag + Selfie). Seamos sinceros… Muchas veces subimos fotos a redes sociales por dar envidia. Si eres de esos que lo reconoce abiertamente, el braggie es el selfieque mejor va contigo. ¡Punta Cana y Bali te esperan!
  • #Couplie (Couple + Selfie). Estás de viaje con tu crush y quieres inmortalizar ese momento único, ¡házte un couplie! Es el selfie del amor, los besos y los abrazos. El reto es conseguir que los dos salgáis perfectos en el menor número de intentos.
  • #Welfie (Workout + Selfie). Si eres de los que sudan la camiseta en el gimnasio, apuesta por el welfie. Un brazo bien definido, unas piernas fornidas o la clásica tableta de chocolate son sinónimos de éxito.
  • #Photobomb (Photo + Bomb). Hay personas que lo hacen aposta — ¡Troll! y otros que lo hacen sin querer… ¿Ya sabes de qué tipo de selfie estamos hablando? Si te cuelas en la foto de otra persona o grupo estarás protagonizando un photobomb.
  • #Petselfiez (Pet + Selfie). El mundo selfie no es territorio exclusivo del ser humano. El mundo animal, especialmente las mascotas, también se ha hecho un hueco. ¡Perros y gatos son las estrellas indiscutibles!  

 

#Legsie, #Beardie, #Shoefie, #Drelfie, #Felfie, #Dronie, #Multiselfie, #Youie, #Frontback, #Selfeye, #Relfie… El mundo del selfie será tan infinito como lo sea tu imaginación.

 
Los mejores gestos y tips para salir perfecto en un selfie


Resuelto el tipo de selfie, pasemos a los gestos. Es tanto o más importante. Podemos optar por los ya clásicos morritos —duckface en inglés— que funcionan excepcionalmente en un helfie, un braggie o un welfie, o probar con el fauxsurprise, que consiste en posar fingiendo sorpresa. El fingermouthing parece fácil pero no lo es. Poner morritos —más sutilmente que en el duckface—, acercar tu mano a la boca y aquí viene lo complicado: la intensidad. Y eso, no nos engañemos, se tiene o no se tiene. En el fish gape hay que prestar atención a los pequeños detalles: entreabrir un poco la boca, mostrar mínimamente los dientes, levantar ligeramente la barbilla y relajar los músculos. ¿Demasiado complicado? ¡Pues saca la lengua o alza la ceja!


Quién dijo que hacerse un selfie fuera fácil. Aparte de todo lo que ya hemos contado, debes tener en cuenta otros factores. La cámara frontal tiene menos calidad que la cámara principal de tu móvil, es mejor la luz natural que la luz artificial, coloca la cámara ligeramente por encima de tu cabeza, gira ligeramente tu cara para disimular imperfecciones, cuida qué aparece al fondo y, sobre todo, ¡sonríe!