Medalla de oro en salto olímpico

 

¿Quién dijo frío? Tú no, desde luego. Por eso llevas desde la semana pasada bañándote en hielo. Si en Rusia lo hacen cada Año Nuevo, tú también puedes.

Así que te preparas: te pones tu bañador, tu gorro y tus gafas de natación, haces los estiramientos de cortesía en el jardín y por fin…te lanzas.

 

 

Otros Personajes