Saborea las variedades de Fanta por el mundo

 

A lo mejor ya lo sabías, pero hay muchas variedades y sabores de Fanta en cada rincón del mundo. A continuación, os presentamos algunos de los más exóticos para que cuando viajéis alrededor del mundo —ya sea con padres o amigos— penséis qué nuevo y refrescante sabor queréis descubrir y sepáis qué Fanta pedir.

Fanta es uno de los refrescos más populares del mundo. Desde los años 60, en España podemos encontrar sabores como Naranja y Limón  —ahora también en sus versiones Fanta Zero Naranja y Fanta Zero Limón—. En Canarias, además de estos clásicos, disfrutan de Fanta Fresa y Fanta Piña... ¡Por algo las llaman las islas afortunadas! La bebida se adapta a los diferentes gustos de cada país, ofreciendo decenas de sabores distintos. Hagamos un viaje, cierra los ojos y saborea todas las variedades de Fanta con nosotros, seguro que cuando acabas de leer quieres probar alguno de estos sabores.

 

  • Estados Unidos – Melocotón: como lo oyes, si viajas a USA puedes encontrarte con este sabor dulzón que luego echarás mucho de menos cuando vuelvas. ¿El planazo? Irse a Central Park a descubrir sus secretos con una Fanta en la mano. Más información sobre Fanta Melocotón.
  • Brasil – Guaraná: dato jugoso de Brasil, la playa de Copacabana en Río de Janeiro tiene alrededor de 3,2 kilómetros de longitud. Después de recorrerla de una punta a otra y de bañarte en sus fantásticas aguas, qué mejor que tumbarte en la arena y disfrutar de una Fanta con sabor a guaraná. Si te estás preguntando qué narices es la guaraná, es una famosísima fruta brasileña y posee múltiples propiedades. Más información sobre Fanta Guaraná.
  • México – Uva: el DF es descomunal, pero una de las visitas obligadas es el Mercado de Sonora. Si quieres ver una muestra auténtica de la cultura mexicana, perderte por sus calles y descubrir las miles de curiosidades que alberga: desde pociones de amor (no es coña) hasta amuletos de la suerte. Para finalizar, una Fanta fría con sabor a uva junto a unos chapulines (os animamos a que busquéis lo que es). Más información sobre Fanta Uva.
  • Francia - Fresa + Kiwi: en el país vecino se atreven con las mezclas… ¿Qué os parece la combinación de fresa y kiwi? Esta frutal modalidad de Fanta puede convertirse en el combustible perfecto si os lanzáis a realizar una ruta en coche por los Castillos del Loira. Chambord, Cheverny, Villandry, Ussé, Angers, Loches son solo algunos de ellos. ¡Oh la lá, tres chic! Más información sobre Fanta Fresa + Kiwi.
  • Rumania – Lima: a Drácula le iban las bebidas raras, así que aprovecha la visita a Transilvania para hincarle el diente a la Fanta con sabor a lima que despachan en Rumania, nada que ver con la Fanta de Limón, promise. Espesos bosques, carreteras zigzagueantes, profundos valles… En la tierra de Vlad el Empalador historia y leyenda se dan la mano para crear una enigmática atmósfera. Más información sobre Fanta Lima.
  • Argelia – Manzana: pensar en el desierto del Sahara y empezar a sentir como se te seca la boca es todo uno, ¿verdad? En Argelia puedes contratar tours para conocer este inmenso mar de arena: desde excursiones en todoterreno hasta paseos a camello. Tras una calurosa jornada entre dunas, toca a disfrutar de una refrescante Fanta con sabor a manzana.
  • Rusia - Pera: sí, pera. Te sorprendería lo increíble que está. En Rusia, aparte de esta Fanta, puedes encontrar cosas tan flipantes como el Palacio de Invierno, antigua residencia de los zares, que alberga una de las colecciones de pintura más impresionantes del mundo: Velázquez, Rembrandt, Rubens, etc. Un tour por el Museo Hermitage puede durar alrededor de 4 horas y seguro que te entra sed. Más información sobre Fanta Pera.
  • Japón – Saúco: el Monte Fuji es el icono de Japón y su contemplación te removerá por dentro. ¡Pero tienes que buscar un buen sitio! La región de los Cinco Lagos —o Fujigoko— es el mejor lugar para tomar fotos sin que nada obstaculice la vista y hacerlo acompañado de una Fanta con sabor a baya de saúco, más conocida como Shokata, es la mejor opción.
  • Singapur – Lichi: si quieres pasarlo bien, esta pequeña ciudad-estado y, más concretamente, la isla Sentosa es tu lugar. Esta isla se ha convertido en un lugar dedicado al ocio y la diversión: parques de atracciones con montañas rusas de vértigo, playas paradisíacas donde tomar el sol, el oceanográfico más grande del mundo y, para rematar, ¡Fanta con sabor a lichi! Más información sobre Fanta Lichi.