10 tipos de festivalero

 

Son muchos los festivales que tienen lugar a lo largo del año, pero hasta ahora no nos habíamos parado a conocer mejor a la gente que acudimos a ellos.

¿Cómo son? ¿Qué nos diferencia? Tratando de dar respuesta a estas preguntas, queremos hacer nuestro particular análisis de los tipos de festivaleros que llenan los recintos y lo dan todo durante esos maravillosos días de locura, no por su look, sino por su forma de vivirlo. Así que abre una Coca-Cola bien fresquita, coge papel y boli, y toma nota de lo que te vamos a contar:

 

 1. El experto

 

Se lo saben todo al detalle. Fieles a los festivales, se conocen al dedillo el plano del recinto, los horarios de los conciertos y cada uno de los grupos y canciones que tocarán en el festival. Se crean la playlist antes de que llegue el esperado día y se preparan para vivirlo a tope. Da igual si en el concierto estará Miley Cyrus, Taylor Swift o Demi Lovato, ¡este tipo de festivalero se va a saber TO-DAS las canciones!

 

 

2. El fan

 

Incondicionales de sus artistas favoritos. No les importan madrugar y pasar largas horas haciendo cola para poder tener a sus ídolos cerca en el concierto del momento. Desatan su locura y viven intensamente cada momento. Gritan, cantan, bailan… Lo dan todo hasta el final, cuando el resto ya no pueden con su alma. Algo así pasa en los conciertos de Katy Perry o Ed Sheeran, cuyo público se entrega al 100% en cada uno de sus apariciones.

 

 

 3. Los de alrededor

 

Prefieren disfrutar del festival alejados de la multitud. Les gusta el rollo festivalero, han estado otros años y ya saben cómo funcionan. Por ello, prefieren estar más retirados, disfrutar de la experiencia y poder saltar y bailar con mucho más espacio. Imagínate, si estás en un concierto de Ariana Grande, agradecerás un poco estar más alejado para darlo todo evitando los míticos empujones de la gente.

 

 

4. El VIP

 

Disfrutan del momento festivalero codeándose con la creme de la creme. Rebosan felicidad por los cuatro costados, no esperan colas, lo tienen más fácil para acceder a comida y bebida y, lo mejor, aprovechan para hacerse fotos con los famosos que rondan la zona. Sin duda, ocupan un lugar privilegiado para ver a sus artistas favoritos y si encima actúan artistas como Lana del Rey, lo disfrutan el doble porque sus canciones no hay que bailarlas tanto, vale con sentirlas. Y claro, este tipo de festivalero nunca se ha visto en otra igual.

 

 

5. Los del día

 

Los hay que no aguantan el día entero de festival, prefieren dosificar su tiempo y disfrutar de sus artistas favoritos a la luz del día. Piensan que los conciertos diurnos son los mejores que los de la noche. Dicen que los mejores artistas se reservan para el final, pero no es cierto ¿Te imaginas poder ver a Coldplay y Ariana Grande juntos en directo? A lo mejor si apuras hasta el último momento te pierdes conciertos de auténticos artistazos que, a veces, también actúan de día.

 

 

6. Los de la noche

 

En el lado opuesto encontramos a los festivaleros nocturnos, otro rollo. Disfrutan de sus artistas favoritos, desde la medianoche y desatan su locura hasta el final. Su lema “los últimos fueron los mejores, no sabes lo que te has perdido”, como podría ocurrir si actúa Lady Gaga, experta en macro cierres de festivales.

 

 

7. El novato

 

La felicidad de vivir su primera vez en un festival les invade. Se preparan a conciencia maleta en mano, maxi saco… para vivir la mejor experiencia y que no les falte de nada. Sin embargo, con la emoción a veces se olvidan de lo esencial: tapones para intentar descansar o una linterna para no equivocarse y acabar en la tienda de al lado. 

 

8. El que más sabe

 

Se pasa el día valorando y juzgando cada uno de los conciertos. En todos los festivales hay un artista Top, y claro, hay que analizar cada detalle, y valorar cada una de las canciones que toca. “No ha cantado su segundo single que tuvo mucho tirón”. Puede pasar perfectamente en un concierto de Leiva si no canta su mítico “Terriblemente cruel”, ¡Nadie entendería que no la tocase!

 

9. El cazador

 

No les importa tanto el festival ni el espectacular cartel que pueda haber ese día, su objetivo es ir a ligar. Da igual de dónde venga o cuantos kilómetros haya recorrido, lo que de verdad les mola es la facilidad que tienen para ligar, alguien habrá que se fije en ellos con la cantidad de gente que acude, piensan. La música importa, sobre todo si tienen la suerte de ver a artistas como Beyoncé o Rihanna, pero solo porque así pueden ganarse a su conquista. 

 

 

10. Mobile firsttay

 

Por último, están los que ven en el festival la oportunidad perfecta para actualizar sus redes sociales y hacerle saber al mundo la suerte que tienen de estar viendo a los artistas del momento. No tienen que preocuparse por quedarse sin batería, ahora los festivales lo ponen fácil con los puntos de recarga, por lo que podrán posturear hasta el final.

 

 

 

Seas del tipo que seas, lo importante es disfrutar a tope de la experiencia de tu festival favorito.

¡Aprovéchala!