Disfruta de la Navidad otro año más con el anuncio de Coca-Cola

 

Actualmente, vivimos en una época en la que parece que cada uno va lo suyo. Aparentemente nos centramos más en nuestras propias rutinas, limitándonos únicamente a gestionar lo que algunos denominan ‘nuestro espacio personal’; alejándonos cada vez más y más los unos de los otros. Pero, ¿y si estuviésemos equivocados y realmente los españoles estuviésemos mucho más cerca de lo que creemos?

 

 

 

Y es que aquí, en nuestro país, por muy diversos que seamos tenemos algo en común: algo que nos acerca y nos une cada día más. Somos gente que se abraza y se toca todo el rato. Somos besucones. Damos casi el doble de besos que la media mundial cuando llegamos y el doble de besos que la media mundial cuando nos vamos. Aquí no hay quién se niegue a un buen abrazo, de esos que te reinician de cero, o a un arsenal de besos de abuela (por las consecuencias que pueda traer, más te vale no negarte a estos besos). Hablamos con las manos todo el rato, tratamos a los amigos de nuestros amigos como si fueran nuestros propios amigos de toda la vida, metemos a nuestros hijos en la cama y cocinamos para 10 personas sabiendo que a menudo acabaremos comiendo 16, e incluso si pudiéramos, invitaríamos hasta al mismísimo Papá Noel a tomarse una Coca-Cola en nuestra mesa¿o no es verdad?

Estamos más cerca de lo que creemos.

 

Y claro que los de fuera nos ganarán a muchas cosas, pero a convertir el sofá del salón de 3 plazas en uno de 7 y medio, no nos gana nadie. Y es que aquí los espacios personales no se invaden, aquí los espacios personales se conquistan a base de achuchones, arrumacos, caricias, abrazos, apretones y muchos, pero que muchos besos. Y quizá sea casualidad, o no, pero aquí nos gusta coger el metro o el autobús siempre a hora punta y cuando un bar no está hasta arriba de gente, preferimos no entrar y buscar otro que esté bien lleno. Eso es así.

Pero un estudio reciente ya nos lo avisó, asegurando que somos uno de los países en los que mejor se acepta la cercanía del otro, con una distancia media de 98,50 centímetros cuando interactuamos con un extraño. Además, los españoles somos los primeros en lanzarnos a dar un beso en una cita, tenemos a los padres más besucones del mundo, el 90% de nosotros recibe un beso o un abrazo a diario y la mayoría de nosotros se encuentra a gusto compartiendo mesa con una persona que no conoce. Pero aquí no queda la cosa, el 94% asegura disfrutar más de los planes cuando está acompañado por alguien, la gran mayoría no tiene problema de comenzar a hablar con un desconocido y somos muchos los que reconocemos haber celebrado un gol de nuestro equipo favorito con una persona que no conocíamos absolutamente de nada.

Está claro, en este país nos gusta estar continuamente cerca del otro, bailar pegados, ir a sitios que están repletos de gente y dormir bien abrazados. Aquí nunca falta un buen motivo para dar dos besos, o un buen abrazo y es que siempre hay hueco para uno más porque ya se sabe, donde caben dos… caben 3 y 23, ¿o esto no era así?

Así que en Coca-Cola queremos que esta Navidad no perdamos nuestras buenas costumbres, porque eso habla de cómo somos y de todo lo que tenemos en común. Queremos que en estas fiestas tan especiales sigamos juntándonos, abrazándonos los unos con los otros, besándonos y claro, comiendo 16 dónde en principio iban a comer solo 10 porque, aunque a veces nos olvidemos… estamos más cerca de lo que creemos.

 

Más Navidad