Esta Navidad aprende la verdadera historia de Papá Noel

 

Muchos lo conocemos con distintos nombres como San Nicolás o Santa Claus, entre otros. Sin embargo, pocos saben acerca de su origen e historia. Algunos asocian su figura a un señor, con una barriga incipiente, proveniente de las tierras gélidas del polo Norte. Si alguna vez has sentido curiosidad por saber más acerca de este icono, coge una Coca-Cola bien fresquita y sigue leyendo, porque conocerás algunas historias sobre su verdadero origen.

 

¿Quién fue verdaderamente Papá Noel?

 

Se cuenta que Papá Noel, cuyo verdadero nombre fue Nicolás, nació alrededor del año 280 en Mira, una ciudad de la hoy nación turca. Sus progenitores fueron víctimas de la peste, así que decidió irse con su tío, quien era obispo de Mira y ordenarse como sacerdote. Algunos cuentan que dejó su fortuna, y la repartió entre los más humildes y que más adelante reemplazaría a su tío, como obispo de Mira. Nicolás, sería pues, muy apreciado en su comunidad, siendo ampliamente conocidos los relatos sobre su interés hacia los más pobres. Por ello, se convertiría en el santo patrón de Turquía, Grecia y Rusia.

 

La afinidad hacia los niños

La historia nos cuenta que Nicolás fue siempre generoso porque repartía regalos a los pobres, bien sea a pie o montado en un caballo. Así mismo, es conocida la leyenda referida a unos niños que fueron acuchillados, y que tras recibir oraciones de Nicolás, se recuperaron de forma inmediata.

Evolución de su figura

La tradición católica de San Nicolás se remonta al siglo XII, ya que según cuentan, su figura creció en Europa debido a que sus restos fueron trasladados a Bari, en Italia, durante la Edad Media para que no fueran destruidos por los musulmanes. Más adelante, hacia 1624 los inmigrantes holandeses llevaron sus tradiciones a Nueva York, donde algunos escritores dieron un vuelco a la imagen del santo, confiriéndole el aspecto que conocemos.

 

 Celebraciones: en el pasado y presente

  • Durante la época de las cruzadas se hizo costumbre hacer regalos a los infantes durante el onomástico del santo.
  • En los Países Bajos se celebra su fiesta los días 5 y 6 de diciembre. La llegada del santo se observa en las costas cuando se acerca un barco proveniente de España.
  • Países como Austria, Suiza y Alemania celebran San Nicolás sin tanto bullicio. Según la tradición se dejan zapatos cerca de la puerta o la chimenea para recibir dulces.
  • Hacia 1850 se homogeneiza tanto el personaje, como las tradiciones en varias zonas del mundo.
  • Desde finales del siglo XIX los pequeños viven con ilusión la llegada del santo el 25 de diciembre cuando el personaje deja regalos a quienes se han portado bien.

 

Como habéis podido comprobar, detrás de esa imagen de hombre anciano, que tanta ilusión y alegría trae a cada hogar año tras año durante la Navidad, se podría esconder un verdadero ser humano de alma noble que vivió para ayudar a los más necesitados.