El sabor de tu momento

 

Abre un Nestea, cierra los ojos y deja que su sabor te traslade directamente a tu momento.Algunos estudios apuntan que desconectar cinco minutos cada hora aumenta la creatividad y reduce los niveles de estrés. Bueno, Nestea es esos cinco minutos.

Además, dedicarte cinco minutos al día ayuda a sentirte bien contigo mismo. Adivina qué, Nestea también es esos cinco minutos. Y es que, Nestea es sabor, pero sobre todo es todos los minutos que necesites para desconectar y coger aire. Por eso, nadie como Nestea para ser el sabor de tu momento.

¿Cómo trasladar todo esto a nuestra comunicación? Nestea invade la rutina de los que eligen disfrutarlo, llevándoles hasta "su momento". Un momento cargado de verano, frescor y sabor. Mucho sabor.

Nestea sabe a desconectar, con toques de ver la vida de otra forma y a no dejar que los problemas se te hagan bola. En definitiva, a tomarte un momento para ti. Como un cartel de “vuelvo en 5 minutos” versión respiro mental.

Optimismo, colores brillantes, agua cristalina… Nestea ha creado todo un imaginario visual que representa tu momento y cómo aparece en tu día a día, echando el freno al estrés e inundando todo. Le ha puesto cara al lugar donde te gustaría estar, haciendo que el espectador tenga fácil ponerse en el lugar del protagonista, sentirse en “su momento”. El resultado es un código que recoge los valores de Nestea y los hace reconocibles, creando un tono propio, una forma de hablar “muy Nestea”.

Y es que, es una bebida creada para refrescar cuerpo… y mente. Un botón con el que resetear tu cerebro cuando la montaña de informes no te deja ver. Una puerta de la oficina a tu refugio mental, ese sitio al que sólo tú tienes acceso. Un lugar cargado de optimismo y buen rollo, donde todo va bien.

¿Sabes lo mejor del sabor de tu momento? Es sólo tuyo. Sin jefes, sin atascos, sin lunes. Tu momento tiene derecho de admisión y todas esas cosas se quedan fuera, dándote un respiro. Pero no sólo se trata de alejarte de lo malo, sino de centrarte en lo bueno. Es decir, ese momento está pensado para disfrutar, para centrarte en aprovechar al máximo el sabor de Nestea. Atención plena para tus sentidos.

Así que, la próxima vez que necesites cerrar los ojos y desconectar, ya sabes… ¡Estás a un Nestea de hacerlo!