En Nestea siempre hemos sido muy de verano. Pero este verano, sin duda, va a ser muy de Nestea…

 

Es cierto. Este verano no va a ser como en un principio lo habíamos imaginado. ¿Y qué? Piensa que, pase lo que pase, seguirá siendo verano… Y eso ya de por sí es algo guay. Especialmente si, como nos pasa a todo el equipo de Nestea, eres un completo enamorado del veraneo.

Para saberlo, basta con un sencillo test: piensa en chancletas, gafas de sol, bañadores de colores, hinchables de flamencos, siestas en el porche y tardes interminables. Si ya se te ha llenado el cuerpo de buen rollo, es que has dado positivo. ¡Bienvenido al club de la devoción estival! Sigue leyendo porque, como nuevo miembro, esto te interesa.

Tenlo claro, este verano va a seguir siendo un gran verano. Un verano para explorar. Para reconectar con quienes siempre hemos tenido más cerca… y a la vez más lejos. Incluso para reconectar también con uno mismo. Un verano para dedicar el tiempo necesario a las cosas más sencillas. Un verano para cuidarse… En definitiva, un verano para saborear despacio. Y de eso, en Nestea, sabemos un rato ;)

Porque siempre hemos sido muy de tomarnos las cosas con calma. Claro, que con un Nestea en la mano, siempre es más fácil. Ya sabes, los aromas naturales y su extracto de té hacen que saborees cada momento con la tranquilidad que se merece. Y su poder refrescante te ayuda a ver las cosas con perspectiva, más claras, más frescas…

 

 

Los aromas naturales y el extracto de té de Nestea hacen que saborees este verano con la tranquilidad que se merece.

 

 

Ha sido beber un par de sorbitos de Nestea y ya se nos han ocurrido cinco planazos perfectos para este verano. Te los contamos aquí, pero con una condición: son un anti-secreto. Y eso significa que tienes que contárselos a toooodo el mundo, ¿ok?

1. Conocer a una persona muy especial. Y no hablamos de tu media naranja. Ni siquiera de tu medio limón (para eso ya tienes a Nestea). Nos referimos a alguien que, para ti, será siempre la persona más top: ¡tú mismo y tu mecanismo! Aprovecha, porque este verano ha sido perfectamente diseñado para que pases tiempo de calidad contigo mismo.

2. Enamorarte. Y no de cualquier cosa, sino de tu amor platónico. Aquello con lo que fantaseaste tantas noches. Y por supuesto, todas las mañanas: el teletrabajo. Y lo mejor es que, por fin, ese amor podría ser correspondido. Más tranquilidad, más productividad, menos madrugones… El teletrabajo te traerá muchas cosas buenas, tú solo asegúrate de tener Nestea en la nevera para cuando necesites un break.

3. Descubrir lugares exóticos. No, no nos hemos vuelto locos. Este no va a ser un verano de petate y pasaporte. Pero sí de botellita de Nestea en el bolso y paseos. Ya habrás escuchado eso de que, al final, la ciudad en la que vivimos es la que más desconocemos… ¡pues ha llegado la hora de ser turista en tu propia ciudad! Patea, curiosea, investiga… seguro que hay decenas de lugares exóticos a la vuelta de la esquina.

4. Bailar dándolo todo. Y lo mejor, sin miedo a pisar al de al lado. Bailar agarrado es, ahora sí que sí, algo del pasado. Sin embargo, es tiempo de poner en práctica esas coreografías noventeras en solitario. Fíjate, no solo son divertidísimas. Además, pueden bailarse a 1,5 metros de distancia. Y si hay algo tan refrescante como el Nestea, sin duda, son los flashmob.

5. Asistir a eventos VIP (aforo limitado a las personas que más te importan). ¿Imaginas una fiesta en la que todos los invitados fueran personas increíbles con las que te llevas súper bien? Una fiesta en la que nunca se acaba el hielo y en la que nadie se bebe tu Nestea. Deja de imaginártela… ¡Esas son las fiestas del presente! Quizás no estén presentes mañana en los Stories de la mitad de tus seguidos, pero quedarán para siempre en tu memoria. Igual que este verano.

Igual hemos dicho demasiadas veces la palabra “verano” (¿te atreves a contarlas?). Es porque nos morimos de ganas de disfrutarlo, pase lo que pase. Seguro que casi tanto como tú. ¿Contamos contigo para contarle al mundo esta filosofía veraniega? Un consejo, si se resisten, invítales a un Nestea.