Disfruta de tu sabor favorito de Coca-Cola y Coca-Cola Zero azúcar en tamaño mini cuando y donde quieras

 

¿Cómo se mide el momento perfecto?

 

Nadie mejor que tú sabe lo que vale tu tiempo. Te pasas la vida haciendo malabares. Juegas a encajar ratos de ocio, familia, salidas con amigos y tiempo en pareja en una ajetreada agenda de exámenes, reuniones, compromisos, quehaceres, la compra del viernes, la clase de idiomas del jueves por la tarde… Por eso ya no mides tu vida en minutos, ni en horas, ni días, ¡solo en momentos! Aquel momento de risas en la uni entre clase y clase. El momento de desconexión en la terraza después de un día agotador en la oficina. El momento de gloria en ese partido en que tu equipo se adelanta al marcador en el último minuto. Tu momento en el sofá antes de ponerte a hacer la cena. Pequeños momentos que son también grandes cuando vienen acompañados de detalles que lo hacen perfecto. Sí, nos referimos a todo aquello que cabe en una mochila o bolso, en tu neverita o incluso en el bolsillo de tu chaqueta.

 

Quien te iba a decir que algo tan pequeño haría perfecto cualquiera de tus momentos

 

¿Quién le dice que no a una Coca-Cola con unas vistas impresionantes por delante, sentado en tu rincón favorito de la ciudad, viendo el atardecer desde tu balcón o el resumen del partido de la jornada desde el sofá de casa? Ya sabes lo que dicen, los pequeños detalles son los que marcan la diferencia, ¡y que te lo digan a ti! Desde que conoces Coca-Cola Mini, sabes que para disfrutar del momento no hacen falta grandes artificios, basta con estar en el lugar y en el instante adecuado… ¡y elegir bien la compañía!

 

Como esas pequeñas grandes escapadas de un fin de semana, de un día o incluso de horas, que se hacen tan especiales. Un paseo por el bosque al otro lado de la autovía, un picnic improvisado en el parque al salir de clase y, ¿por qué no?, una merecida jornada de playa, de spa o de senderismo por aquella ruta a unos pocos kilómetros de casa.

 

¿Y qué me dices de todos esos pequeños momentos en los que una Coca-Cola Mini improvisada sabe a gloria?

 

Como cuando habéis quedado con unas amigas para ir cenar. Llegan a casa, pero aún no estás arreglada. ¿Qué hago? Coca-Cola Mini y unos frutos secos, el aperitivo exprés perfecto. Un momento inesperado que acaba reuniendo el mayor número de carcajadas por minuto de la noche. 

 

Y cuando llegas de las prácticas con el tiempo justo de coger el carrito de la compra y volar al súper antes de que cierre… « ¿Y si me siento en el sofá? Total, por cinco minutos…». Coca-Cola Mini, pies en alto y un momento sublime de felicidad. Ahora sí, después de un merecido mini descanso, estás preparado para aguantar la cola de la carnicería, acarrear litros de leche, la fruta, los huevos, el pescado… ¡Ay!, así da gusto llenar la nevera de casa.

¡Oh no! Crisis mundial en la oficina y encima tu bandeja de entrada echando chispas, reunión en cinco minutos, una llamada en espera y mil informes que entregar al final del día. Necesitas parar. Una Coca-Cola Mini, aire fresco y un par de respiraciones profundas le dan el empuje que necesita. Un momento redondo brindado por tu bebida favorita, con todas sus burbujas y el sabor que te vuelve loca. ¡Menos mal que echaste esa Coca-Cola Mini al bolsillo!

 

Acabó el día, llega la hora de cenar y aquí también te toca improvisar. A ti te encanta poder comer en la mesa del sofá, los dos juntos frente al televisor. Se presenta una noche redonda: pizzas, tu pareja y la esperada entrega de la serie de turno. Eso sí, la sesión de tele sabe mejor con la chispa de una Coca-Cola muy fría. Desde que han descubierto el nuevo tamaño Mini, ellos eligen cuando es su momento perfecto. ¡Será por momentos para elegir!

 

Anda, que si alguien te hubiera dicho antes esto de que los momentos perfectos los creas tú, ya tendrías disfrutados unos cuantos más… Aunque, ¿quién sabe?, igual no los habrías vivido con tanto gusto. Si es que, la vida, como tu Coca-Cola favorita, hay que saborearla. ¿El secreto? Tú pones el lugar, eliges el momento, y Coca-Cola Mini lo hace perfecto.