Royal Bliss quiere darte la capacidad de ser libre en todas tus mezclas. Mezclar nos enriquece, nos inspira, nos permite explorar y ser curiosos. Todos tenemos una mezcla personal que nos permite ser una versión más interesante de nosotros mismos.

Pero no creas que esa mezcla está terminada ni que es la definitiva. Todas las mezclas están en constante evolución. No existe la mezcla perfecta y por eso queremos que seas libre para mezclar, tanto en tu copa como en tu vida. Y que disfrutes al máximo de esa libertad: #FreedomToMix

 

 

QUE COMIENZEN LAS MEZCLAS

 

Queremos darle al fenómeno de la mezcla todo el valor que se merece. Por ello, Royal Bliss ha invitado a 5 artistas a vivir una experiencia transformadora que, por medio de la mezcla, les rete a sorprenderse, a redescubrirse y a cuestionar lo establecido. Estamos convencidos de que eso enriquecerá su creatividad y hará que sus obras sean, si cabe, aún más deslumbrantes.

Y así nos pusimos manos a la mezcla y reunimos a Alex de Marcos, Elena Gual, María Herreros, Sr. García y Toni Ferrer en un espacio previamente reconvertido en el campo de cultivo perfecto para las mezclas más insólitas. Un escenario totalmente libre de barreras (literales y metafóricas) en el que vivimos un día inolvidable: el día en el que estos cinco artistas liberaron todo su potencial para inspirarse, mezclar y crear sin límites ni ataduras.

 

 

Lo hicimos a través de cuatro pruebas. En la primera, los artistas, acostumbrados a enfrentarse al temido lienzo en blanco, tuvieron que plantarle cara a una versión hasta ahora desconocida para ellos: un enorme lienzo negro. Para crear sobre este, los artistas dispusieron de distintos tipos de cuchillas y rascadores con los que esgrafiar el lienzo para descubrir los colores que se encontraban tras él. Aunque en un primer momento esto les generó sorpresa, enseguida se familiarizaron con el espacio y el instrumental, creando una maravillosa obra colectiva fruto de la mezcla de todas sus sensaciones.

 

 

Llegó el momento de la segunda prueba. En esta ocasión, el espacio para la creación era totalmente diferente: cinco marcos metálicos con 80 enganches en sus bordes colocados para formar un pasillo. Cada marco representaba una pregunta relacionada con aquellas trabas y barreras que un artista se autoimpone a la hora de crear y mezclar. La respuesta no fue verbal, sino que debieron expresarla enganchando tanta goma elástica como resistencia pusieran a estas barreras. Al acabar de darles respuesta, nos encontramos con un pasillo repleto de cintas de diferentes colores (uno para cada artista) entrecruzadas. Los artistas debieron atravesar este pasillo para experimentar y vencer a estos obstáculos mentales de manera literal.

 

 

En la tercera prueba nos desplazamos a un espacio presidido por cinco cubículos independientes, cada uno de ellos provisto con un lienzo y materiales de lo más poco habituales, aquellos que son más propios de la coctelería: hielos, cítricos, especias, posavasos, coladores… Cada artista comenzó a trabajar sobre uno de estos lienzos con la complejidad de que, cada diez minutos, sonaba una alarma que indicaba el momento de saltar al cubículo de al lado y continuar la obra que había iniciado otro artista. Así hasta pasar por los cinco lienzos y, para más mezcla, estimulados por las imágenes y sonidos que iban percibiéndose en el espacio general. El resultado fue toda una oda a la mezcla más ecléctica e improvisada que no puedes perderte en el vídeo que acompaña a estas líneas.

 

 

Ya sí que estábamos listos para la cuarta y última prueba. Cinco cocteleros expertos de The Crew (Oscar Solana, Antonio Garrido, Juan Valls, Adriana Chía y Manu Iturregui) se sumaron a la mezcla para formar cinco parejas junto a los artistas. Cada pareja, tras realizar un brainstorming y poner sus ideas en común, debería crear y preparar un coctel con una variedad de Royal Bliss e ingredientes de lo más innovadores. Así, los artistas, siendo ya conscientes de lo inspirador que había sido mezclar sin límites en las anteriores pruebas, pudieron dar rienda suelta a la creación de un nuevo tipo de mezcla con la que no estaban familiarizados.

 

 

LOS PROTAGONISTAS DE LA MEZCLA

 

Elena Gual es una artista mallorquina afincada en Londres. Su característico patrón de pincelada ya es toda una demostración de personalidad en sus obras, pero esta experiencia ha incrementado su potencial para mezclar sin límites: ya sean colores, materiales o instrumentos.

María Herreros es una ilustradora valenciana afincada en Madrid. Su inconfundible estilo se mueve entre lo bello y lo grotesco, un universo que ya de por sí invita a las mezclas más fantásticas. María hizo toda una demostración de iniciativa y descubrió que crear sin tener siempre presente el resultado final es un ejercicio de lo más liberador.

Alex de Marcos es un ilustrador y director de arte madrileño. Contemplar su obra es adentrarse en un mundo colorista y naif en el que cualquier mezcla es posible. Mucho más aún después de esta experiencia, en la que el color pasó a un segundo plano para sorprenderlo mucho más allá del lienzo convencional.

Sr. García es uno de los nombres esenciales del collage en España. Y como buen collagista, la mezcla forma parte de su obra: lo nuevo y lo viejo, lo real y lo ficticio, la zoología, la anatomía, la botánica… Su destreza con un instrumental diferente al clásico pincel fue clave a la hora de darle alas a su creatividad a lo largo de las pruebas.

Toni Ferrer es un escultor que disfruta mezclando formas y colores. Haber estudiado empresariales y trabajado movimientos como DeStijl o la Bauhaus aportan y mucho a su mezcla personal y artística, que fue aderezada durante esta jornada con grandes dosis de compañerismo y trabajo en equipo.

 

Además, el artista conceptual Masaaki Hasegawa fue el maestro de ceremonias, guiando a los artistas durante la experiencia, empatizando con ellos e inspirándolos a verter el máximo potencial de sí mismos en esta gran mezcla en progreso.

 

LA MEZCLA CONTINÚA

 

¿Creías que la mezcla ya estaba terminada? En absoluto, aún se encuentran en pleno progreso. Los artistas aún deberán afrontar un último reto: crear una obra de arte propia en la que recojan todos estos estímulos y aprendizajes vividos y aprendidos durante la jornada.

 Sintonízanos en Instagram y Facebook para no perderte nada y pásate a menudo por nuestra web: nuevas mezclas están a punto de llegar.

Y si este anticipo te ha abierto el apetito de mezclar, probar y descubrir, recuerda que eres totalmente libre de hacerlo. Royal Bliss te ofrece una amplia variedad de mixers para que comiences a mezclar a tu manera, disfrutando tanto del proceso como del resultado y con la seguridad de que, mezcles lo que mezcles, el resultado siempre será una gran obra. Freedom to Mix.

 

ARTISTAS