Sprite mini: el tamaño justo para no compartir

 

Seguro que más de una vez te ha pasado esto: llegas del curro cansadísimo y necesitas con urgencia un momento para ti, pero tienes mil cosas más que hacer.

Las prisas, los horarios, las tareas, que si ir al gym, ir a la compra… y cuando acabas llega la hora de irse a dormir. Nuestras vidas están llenas de tareas y obligaciones y no tenemos ni un momento para pensar en nosotros mismos.

Pues déjanos decirte que es esencial que saques ese ratito tuyo al día: darte un paseo con los cascos y tu playlist favorita, tumbarte en el sofá, ver series… y disfrutar de tu momento a solas con tu lata de Sprite Mini.

Porque, por si no lo sabías, existe un formato de Sprite de 200 ml, perfecto para disfrutar de ese momento que solo vas a compartir contigo mismo. Sprite Mini tiene el sabor de siempre en un tamaño más pequeño, o lo que es lo mismo, Sprite Mini tiene el sabor de siempre y produce envidias a cualquier persona que no lo esté tomando porque tiene el tamaño justo para no compartir. ¡Y es que todos estamos deseando tomarnos ese merecido descanso en forma de sorbitos de Sprite!

Y seguro que te preguntarás, ¿cómo una cosa tan pequeña puede producir una satisfacción tan enorme? Pasa lo mismo cuando vives una experiencia muy privada y muy personal que sin embargo puede servir para conectarte con mucha gente. ¿No te pasa esto a ti de vez cuando? Pues exactamente así es cómo funciona la nueva lata Sprite Mini.

Además, es perfecto para todos aquellos que no se acaban la lata entera. ¡Ahora no tienes excusa! Con Sprite Mini no dejarás ni una gota, y además, habrás disfrutado todas y cada una de ellas como si fueran la última.

Y es que, cuando creamos Sprite Mini estábamos buscando un tamaño capaz de proporcionarte un placer único y que disfrutes de tu momento sin que tengas que preocuparte de nada más. Y por lo visto, lo hemos conseguido.

Si no nos crees, ya sabes, ¡compruébalo por ti mismo!

Ah, y que no te extrañe que empiecen a mirarte más de la cuenta cuando lo tomas: es lo que tiene llevar algo que no vas a compartir con nadie ;)