Cinco mentiras sobre el combinado Ron con Coca-Cola

 

 

●  El roncola tiene más de un siglo de historia y se atribuye el origen de su consumo a las fuerzas armadas norteamericanas durante la guerra de Cuba de 1898[RSR[1] [B2]

 

●  Su versatilidad permite que se pueda aromatizar con otros elementos como la corteza de naranja, pomelo e incluso con vainilla y no únicamente con limón

 

El  combinado ron con Coca-Cola es uno de los combinados más longevos, con más de un siglo de historia. Pero, hasta los clásicos tienen que lidiar con mitos y leyendas, como su dificultad para maridar o que sea una bebida de noche. El mixólogo Sergio Estévez desmiente 5 falsas creencias sobre el roncola.

 

 

1.   Siempre hay que añadir una rodaja de limón

El roncola es una bebida versátil que, en la coctelería tradicional, se han potenciado sus notas aromáticas con una corteza de limón, no obstante, esta ley no escrita se puede romper utilizando otros ingredientes alternativos.

Corteza de naranja, de lima, de pomelo o incluso probar a añadir unas gotas de vainilla son algunas de las alternativas que se pueden añadir a la receta del roncola para potenciar otros matices aromáticos de este combinado. El limón es la opción más clásica, pero no la única”, apunta Sergio Estévez.

2.  Es una bebida complicada de maridar

Tal y como apunta el mixólogo Sergio Estévez: “Los matices del roncola permiten que case perfectamente con un amplio abanico de posibilidades como con los postres, un claro ejemplo es el chocolate negro, que con un índice del 65% al 70% de cacao resulta perfecto para este maridaje, ya que este tipo de chocolate potencia el sabor del ron y permite disfrutar en mayor grado de esta combinación”.

3. Es una bebida de un solo momento: en la discoteca y de noche

El roncola es un combinado que admite tomarlo en otras franjas el día, como en el aperitivo, ya que marida de forma excepcional con las anchoas de Santoña con un toque de aceite de oliva y un punto de sal y pimienta recién molida. Y si se quiere llevar a la sobremesa, se puede disfrutar de un combinado único apreciando sus sus notas tostadas, con solo macerar en el ron añejo dos granos de café, Coca-Cola y un twist de corteza de limón harán el resto”

 

4. Para que el roncola esté bueno tienes que echar en el vaso más mixer que destilado

La proporción ideal para preparar el combinado es 5 centilitros de destilado y entre 20 y 23,7 centilitros de mixer. “El plato no tiene más sabor por echarle más sal, sino más salado con estas medidas se sirve la graduación idónea para un combinado, es decir, inferior a 8 grados (40 grados/5 partes, 4 de ellas son del mixer y 1 del destilado” detalla Sergio Estévez.