Verano más allá de las olas: claves para un estilo de vida surfero

 

¿Ya has probado algún tipo de surf? ¿Te has enfrentado a las olas con tu tabla? Es mucho más que un deporte y una gran filosofía lo que puedes aprender gracias al surf: una de las actividades de verano más populares. No solo consiste en la aplicación de una serie de técnicas y habilidades que te permiten sortear las olas. Cuando le dedicas el suficiente tiempo y le pones el empeño debido, llega a ser parte de ti, se convierte en una filosofía que puede extenderse al ámbito personal y laboral ¿Te gustaría adoptar un estilo de vida surfero? Comienza abriendo y disfrutando de una Coca-Cola bien fría con hielo y limón y sigue leyendo para averiguar lo que se requiere.

 

 

Sé paciente 

 

Las olas ideales pueden demorarse más de lo normal. Los auténticos surfistas son conscientes de que, en ocasiones, tienen que esperar, y están dispuestos a hacerlo. Están convencidos de que su aguante valdrá la pena, y que la ola “perfecta” llegará tarde o temprano. Así que no te rindas ni pienses que lo que hiciste ha sido una pérdida de tiempo. Las cosas buenas les llegan a los que despliegan paciencia y no se desesperan por tener que esperar.

Ten confianza en ti mismo

 

El miedo puede impedirte hacer cosas nuevas. Lo mismo, también es cierto en sentido contrario: si no lo intentas, nunca superarás tus temores. El estilo de vida surfero implica confiar en tus habilidades y fortalezas. Al vencer el miedo a las olas, podrás superar muchos otros obstáculos en tu vida. 
Ahora bien, creer en ti mismo no significa adoptar una actitud temeraria ni caer en exceso de confianza. Un principiante que trata de surfear una ola gigante sin antes haber practicado con otras más pequeñas se encamina al fracaso. Y los fracasos llevan a las decepciones. Así que procura siempre ser realista y razonable.

Persiste

 

La razón por la que mucha gente no alcanza a desarrollar todo su potencial es que no se esfuerza lo suficiente. ¿Quieres convertirte en un buen surfista? Entonces, debes ser constantehacer sacrificios y reponerte rápidamente a los tropiezos. ¡Tranquilo! Sabemos que puedes y que merece la pena.

Para cumplir tus metas, tal vez tengas que levantarte temprano todos los días, nadar en agua fría, soportar lesiones de vez en cuando y aprender de tus errores. Algo que te ayudará a no rendirte es nunca perder de vista tu objetivo.

Disfruta la vida

 

Hay un dicho surfero que dice: "Un mal día de surf es mejor que un buen día de trabajo". Sin duda, los amantes de esta disciplina están completamente de acuerdo con esto. Y es que todas las experiencias que rodean a la ola son positivas. Mientras aguardas el momento justo para ponerte de pie sobre la tabla, puedes aprovechar para reflexionar, cultivar una buena amistad con aquellos que comparten tu pasión y disfrutar de una magnifica vista del mar y de la playa.
Tu paciencia, determinación y perseverancia son recompensadas cuando logras surfear de la manera correcta y a la hora precisa. Y como se trata de una sensación tan placentera, nunca te cansarás de revivirla una y otra vez. La práctica del surf nos recuerda que es posible amar lo que haces y, al mismo tiempo… ¡Hacer lo que amas!

Queda claro que el surf es más que una de las actividades de verano, tiene muchos puntos en común con la filosofía Coca-Cola. Es una escuela en la que el océano es tu maestro y la tabla tu guía. Adoptar el estilo de vida surfero te ayudará a sentirte más feliz que nunca.