Lugares donde hacer surf todo el año

 

Aquellos que piensen que el surf es simplemente un deporte para practicar en verano están muy pero que muy equivocados. Sí, probablemente las imágenes surferas que nos vienen a la cabeza tengan aires tropicales y se asocien a sol, playa y vacaciones, pero existen lugares donde los auténticos amantes de surcar las olas lo hacen durante todo el año.

Hace ya tiempo que el surf pasó de ser un deporte emocionante y divertido a convertirse en una completa forma de vida. Quizá sea por el contacto pleno con la naturaleza, el disfrute del mar, la sensación de aventura, los momentos practicando con amigos… pero lo cierto es que el surf mueve por todo el mundo a miles de personas, con su tabla bajo el brazo, para satisfacer una intensa pasión. Esta forma tan especial de vida ha convertido lugares como Banzai Pipeline en Hawaii, Mavericks en California o la Gold Coast australiana en lugares míticos de peregrinación para los surfistas de todo el planeta que acuden no sólo en busca de buenas olas, sino también para disfrutar de una Coca-Cola bien fría en un ambiente de libertad y oxígeno ajeno a la rutina. 

 

 

En busca de la ola perfecta

 

No hace mucho que surgió el flyboard, fue en 2011 de la mano del campeón francés de motos acuáticas Franky Zapata. En su propio taller ideó este deporte acuático, que presentó por primera vez en el Campeonato Mundial de Motos de Agua de China. Tuvo tanto éxito que en pocas semanas ya tenía millones de aventureros ávidos de probarlo. En España, las playas de Marbella fueron las primeras en las que se practicó. Hoy es uno de los deportes acuáticos más practicados de todo el mundo, al que los más intrépidos –sea en agua dulce o agua salada- no renuncian en sus planes de verano.
¿En qué consiste este deporte acuático? Se trata de una tabla que vuela gracias a la propulsión de chorros de agua a presión que salen por una manguera de unos 20 metros y emitidos por una lancha motora, cuya presión es controlada por los riders mediante un gatillo conectado. Esto permite hacer todo tipo de acrobacias, piruetas y filigranas imposibles a 12 metros de altura. Es un sistema de propulsión muy similar a los de las motos de agua convencionales, que se basa en la recogida de agua por la proa y en la expulsión a presión, a través de una turbina, por la popa. Para ello, en el flyboard se conecta un extremo de la manguera a la salida de agua de la moto y el otro a la base de la tabla. Así, los chorros salen divididos en dos y elevan la tabla a alturas de vértigo.

 

 

Porque las olas son mejores y las playas no están abarrotadas en invierno, porque con un buen equipo (traje, escarpines y guantes) no hace tanto frío y, sobre todo, porque la sensación de deslizarse sobre las olas es adictiva… La práctica del surf se ha extendido a cualquier época del año en lugares donde se dan las condiciones. También en España, porque nuestro país cuenta con la ventaja de tener algunas de las playas más reconocidas de toda Europa por los amantes de este deporte, que también en invierno buscan la ola perfecta:

  • Mundaka, pequeño pueblo marinero de Vizcaya alberga la ola izquierda con más fama de España, considerada incluso por algunos como la mejor del mundo. Esta ola alcanza de 3 a 4 metros de altura, con un recorrido de 400 metros que generan tubos muy largos, rompiendo sobre fondo de arena en un paraje tan espectacular como la desembocadura del río Urdabai.
  • De Zarautz se puede decir que es la capital del surf de Guipúzcoa y una gran cantera de surfistas en nuestro país, con numerosas escuelas que están activas todo el año. La playa abierta de más de 2,5 kilómetros permite la existencia de olas óptimas con cualquier tipo de marea.
  • En la costa gallega, cerca de Ferrol, se encuentra Pantín, un punto clave en la búsqueda de olas constantes. La orientación abierta a marejadas de todas las direcciones hacen ideal a esta playa de arena fina y blanca para cabalgar sobre las olas durante todo el año. Alberga uno de los campeonatos más importantes de España, el Pantín Classic Pro.
  • En España, el origen del movimiento surf se localiza en Cantabria y si hubiera que destacar algún lugar, este sería la playa de Somo, una extensión arenosa de casi cuatro kilómetros con olas aptas para todos los niveles de surfistas durante todo el año.
  • En el sur peninsular, las playas de Cádiz no solo tienen un atractivo especial para bañistas y buscadores de sol. En Tarifa, la playa de los Lances es un paraíso para surfistas durante todo el año, por la excelente temperatura de sus aguas y las altas olas que genera, especialmente, cuando sopla el viento atlántico de Poniente.
  • Dentro del potencial de las playas canarias para el surf, destaca la playa del Quemao, situada al norte de Lanzarote. Con buen sol durante todos los días del año, esta playa que algunos definen como “la Hawaii europea”, tiene una de las olas más temidas por la potencia con la que rompe sobre la lava volcánica del fondo. En este caso, este lugar especial solo es apto para surfistas muy experimentados en busca de grandes emociones.

 

Esperamos que hayas tomado buena nota de que el surf no es solo una de nuestras actividades de verano favoritas, sino que hay oportunidades para practicarlo en cualquier época del año. Sea cual sea tu nivel, porque a golpe de clic puedes encontrar instructores que, en verano o en invierno, te enseñarán cómo aprovechar tu tabla con seguridad y disfrutar del mar al máximo. ¿Te animas? La próxima vez que estés con tus amigos tomando una Coca-Cola propón hacer una escapada a alguna de las playas que te recomendamos. ¡Seguro que triunfas con la experiencia surfera!